El presidente de la Junta elogia el "esfuerzo" ciudadano en la conservación de las ciudades Patrimonio de la Humanidad

MÉRIDA, 18 (EUROPA PRESS)

El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, elogió hoy el "esfuerzo" añadido que conlleva para los ciudadanos vivir en una ciudad Patrimonio de la Humanidad y destacó que gran parte de la conservación de estos monumentos patrimoniales depende del buen comportamiento de los ciudadanos que habitan esas poblaciones.

Para Fernández Vara, el reconocimiento de Patrimonio de la Humanidad supone un compromiso de la ciudad declarada no sólo con toda su comunidad más cercana, sino con todo el mundo. Según informó la Junta en nota de prensa, el presidente extremeño reconoció que esa catalogación "obliga, y mucho" y puso de relieve el esfuerzo añadido que su buena conservación supone para las administraciones y para los propios ciudadanos.

Vara hizo estas declaraciones en el acto de inauguración del XI Coloquio de Arte Romano Provincial que reúne a investigadores de todo el mundo hasta el próximo jueves en Mérida.

Como ejemplo, en el caso de Mérida, Fernández Vara agradeció la colaboración de muchos emeritenses que tienen en sus casas material "perfectamente documentado" y que sirve para poner en valor la riqueza patrimonial de la capital extremeña.

Con respecto a las últimas actuaciones en materia patrimonial en Extremadura, de las que el presidente destacó las excavaciones del Teatro Romano de Medellín, Fernández Vara declaró que "ponen de manifiesto todo lo que aún nos queda por delante en esta materia" y renovó su compromiso de futuro de seguir trabajando en esta línea como fórmula de "estar en paz con el pasado".

Por último, el presidente de la Junta consideró que el patrimonio histórico de los pueblos recuerda que son "ciudadanos de un mismo mundo hoy que está tan de moda hablar de fronteras", sentenció.

El acto de inauguración de los coloquios contó con la presencia de la consejera de Cultura y Turismo, Leonor Flores; el presidente del coloquio, José María Blázquez Martínez; el subdirector general de Museos, Santiago Palomero Plaza; y el alcalde de Mérida, Ángel Calle, entre otras autoridades e investigadores.