GALICIA.-Técnicos del Ayuntamiento de Santiago encuentran un trozo de la primera muralla en el sótano del antiguo Banco de España

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 20 (EUROPA PRESS) Técnicos del Ayuntamiento de Santiago encontraron una sección de la primera muralla de la ciudad, datada en el siglo X, en los fondos del sótano del edificio del antiguo Banco de España, que está siendo reformado para albergar el Museo das Peregrinacións. Según informó hoy el alcalde de Santiago, Xosé Sánchez Bugallo, los técnicos que realizan la inspección arqueológica encontraron una sección de la muralla primitiva de la ciudad, que los expertos han datado de alrededor del año 960, y que rodeaba en conjunto de la catedral. Así, este hallazgo obliga a modificar el proyecto de remodelación del edificio del antiguo Banco de España, situado en la Praza das Platerías, y que será destinado a albergar el Museo das Peregrinacións. En esta línea, Bugallo confió en que esta remodelación "no retrase las obras" ya que solo implicará modificar el uso del sótano del edificio, que iba a dedicarse a almacén, para su acondicionamiento y apertura al público. "Estuvimos barajando la posibilidad de paralizar el proceso de adjudicación, pero finalmente decidimos continuar y modificar el proyecto", sentenció. ESTADO MUY INTERESANTE Según explicó Sánchez Bugallo, esta edificación se encuentra en un estado "muy interesante", algo que sorprendió a los propios técnicos, ya que, aunque conocían el lugar donde se podían encontrar los restos de la muralla primitiva, consideraban que la construcción de la cámara acorazada del Banco de España "los habría destruido". Los restos hallados, correspondientes a la primera muralla de Santiago, presentan la edificación que rodeaba primitivamente la catedral de Santiago y que se encontraba rodeada a su vez por un "espectacular" foso de unos 4,5 metros de profundidad que podría llegar hasta la mitad de la Rúa do Vilar y que se llenaba de agua "por medios naturales". En esta línea, Bugallo apuntó como curiosidad los canales de agua que se forman bajo las edificaciones de la zona vieja de Santiago y aseguró que las viviendas de la zona están construidas sobre puntales de madera que están en un estado de conservación "magnífico". Además, hizo hincapié en la importancia del hallazgo de esta sección de muralla primitiva, de la que ya se tenía constancia por fragmentos puntuales encontrados en la zona de la Azabachería.