ÚLTIMA HORA 13:51 Un avión con medio centenar de pasajeros se estrella en el norte de Pakistán al poco de despegar

La Gran Muralla China es 2.500 kilómetros más larga de lo que se pensaba, según un estudio

PEKÍN, 20 (de la corresponsal de EUROPA PRESS, Débora Altit)

La Gran Muralla China es mucho más larga de lo que se había creído hasta ahora, en concreto 2.551,8 kilómetros más, según un estudio en curso elaborado por el centro nacional para la protección del patrimonio y el departamento estatal de sondeos y mapas.

El estudio, cuya elaboración ha llevado dos años, señala que el tramo construido durante la dinastía Ming, que rigió el Imperio chino entre los siglos XIV y XVII, es más largo de lo calculado, y se extiende en total 8.851,8 kilómetros, según informa hoy la web 'China View'.

El origen de la Gran Muralla se remonta al siglo III a.C. con Qin Shi Huang, el llamado primer emperador de China (legendario también por su crueldad y por el mausoleo que se mandó construir, con los famosos guerreros de terracota), y el propósito de su construcción fue evitar las invasiones de los bárbaros del norte.

Sin embargo, los tramos mejor conservados proceden justamente del periodo Ming. El actual estudio, que se ha servido de varias tecnologías, como la de posicionamiento global o GPS, establece que la parte levantada durante el periodo Ming se inicia en la sección Hushan, en la provincia de Liaoning (extremo nororiental del país) y termina en el Paso de Jiayu, en la provincia de Gansu (noroeste), atravesando en total ocho provincias.

Las investigaciones todavía no han finalizado, ya que aún quedan por revisar los tramos, más antiguos y peor preservados, construidos en las dinastías Qin y Han, por lo que la longitud definitiva de la Gran Muralla todavía está por verificar.

Estudios recientes de arqueólogos chinos han alertado sobre el peligro de destrucción de algunas secciones de la muralla, en concreto la situada en la desértica provincia de Gansu, que podría terminar reducida, en dos décadas, a polvo. El turismo, en zonas más accesibles, también ha llegado a convertirse en una amenaza para su conservación.

Por su parte, el director del centro nacional autor del estudio, Shan Jixiang, explicó al diario 'China Daily' que el objetivo de éste no era sólo determinar el misterio en torno a la longitud de la Gran Muralla sino contribuir a su protección. "El estudio también está diseñado para determinar las zonas de protección de la Gran Muralla Ming y mantener registros y archivos del mantenimiento" del monumento, señaló.

Asimismo, Shan aprovechó para advertir de que "la Gran Muralla está bajo una gran amenaza" y citó como principales elementos amenazadores para su preservación "el cambio climático y la construcción masiva de infraestructuras" en China.