Las lápidas romanas se retirarán de la muralla de León

  • León, 26 feb (EFE).- Las numerosas lápidas romanas halladas recientemente incrustadas en las murallas de León deberán ser retiradas de su ubicación actual, para su estudio y conservación, según se acordó hoy, en la reunión mensual de la Comisión Territorial de Patrimonio de la Junta de Castilla y León.

Las lápidas romanas se retirarán de la muralla de León

Las lápidas romanas se retirarán de la muralla de León

León, 26 feb (EFE).- Las numerosas lápidas romanas halladas recientemente incrustadas en las murallas de León deberán ser retiradas de su ubicación actual, para su estudio y conservación, según se acordó hoy, en la reunión mensual de la Comisión Territorial de Patrimonio de la Junta de Castilla y León.

Fuentes de esta Comisión consultadas por EFE precisaron que en la reunión se ha dado el visto bueno al dictamen de la Comisión Técnica, reunida la semana anterior.

La Comisión Técnica había estimado que los elementos arqueológicos hallados deberían extraerse del lugar, reconstruyendo la muralla con una piedra adecuada que garantice el mantenimiento de su imagen y conservación.

Las murallas de León se han revelado como un yacimiento arqueológico de extraordinario valor, realzado por el descubrimiento, en las semanas pasadas, de más de una veintena de lápidas y aras, en la intersección de una de las "cortinas" del muro con el cubo 2 del lienzo Este del monumento romano.

La muralla es de finales del siglo III o comienzos del IV y se levantó con piedras de diversa procedencia, como granitos, cuarcita y "opus cementicium".

Tiene un grosor de cinco metros y diez de altura y conserva 36 cubos, prácticamente la mitad de los que tuvo originalmente, a lo largo de un perímetro cercano a los 2.000 metros.

Las lápidas funerarias han sido encontradas en el denominado cubo número dos, en la zona de Las Clarisas, donde desde el pasado 17 de noviembre la empresa especializada Decolesa está realizando labores de restauración de dos cubos y las correspondientes cortinas de la muralla.

Entre las piezas, las hay de diferentes tipos, tamaños y formas, algunas de notable rareza, como una gran estela de 2,15 metros de altura y decorada con arcos de herradura, aparentemente en buen estado de conservación.

Un portavoz de la Comisión explicó a EFE tras la reunión que una vez que se extraigan las piezas de la muralla romana, éstas deberían ir para el Museo de León.

"Luego -indicó- habrá que ver que se hace con ellas en función de su estado de conservación, que ahora se desconoce, porque siguen embutidas en el muro y algunas parecen rotas".

"La decisión -añadió- será comunicada en breve a las partes interesadas: la empresa, el equipo de arqueología que controla el trabajo, el Ayuntamiento donde se produce el hallazgo y, en este caso, el Ministerio de Cultura, que es quien financia la obra de recuperación del monumento".

Preguntado por la fecha en que se reiniciarán las obras en la muralla, paralizadas ahora en espera de la decisión de la Comisión de Patrimonio, el portavoz dijo que "puede ser de forma casi inmediata, porque estas cosas se comunican con celeridad".