Restauran con técnicas artesanales antiguos observatorios de las Marismas de Odiel

  • Huelva, 31 mar (EFE).- La Delegación de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía en Huelva ha iniciado la recuperación de los antiguos observatorios de aves del Paraje Natural Marismas del Odiel usando el modelo típico marismeño, un método artesanal y materiales vegetales y autóctonos.

Restauran con técnicas artesanales antiguos observatorios de las Marismas de Odiel

Restauran con técnicas artesanales antiguos observatorios de las Marismas de Odiel

Huelva, 31 mar (EFE).- La Delegación de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía en Huelva ha iniciado la recuperación de los antiguos observatorios de aves del Paraje Natural Marismas del Odiel usando el modelo típico marismeño, un método artesanal y materiales vegetales y autóctonos.

Según ha apuntado la administración autonómica en un comunicado, la recuperación de estos observatorios ha comenzado con la restauración de La Choza, uno de los miradores de la zona oeste de este enclave que cohesiona los términos municipales de Huelva, Gibraleón, Punta Umbría y Aljaraque.

A continuación, los operarios rehabilitarán los observatorios de La Gravera del Halcón, del Estero del Colmenar y de La Gravera, ubicados en el mismo espacio natural.

La restauración a través del modelo típico marismeño esta basada en la estructura de eucalipto y las cubiertas de espartina y brezo; el esparto hecho manojo se cose con cuerda 'golondrina' y la espartina -que ha de estar secar para trabajar con ella- se sujeta con puntadas realizadas a mano.

De esta forma, se imitan las construcciones propias del lugar, que se diferencian bastante de los observatorios levantados con madera de pino tratada.

La actuación pretende consolidar la puesta en valor del uso público de estos miradores al mismo tiempo que se rescatan las técnicas constructivas tradicionales, objetivos enmarcados en la estrategia propia del Paraje Natural Marismas del Odiel como Reserva de la Biosfera.

Los observatorios del Paraje Natural Marismas del Odiel, lugar de paso obligado para miles de aves procedentes de toda Europa, permiten disfrutar de una riquísima variedad de especies.

Destacan las colonias de espátulas de la Isla de Enmedio y de la Marisma del Burro, que constituyen el 30 por ciento de la población europea.