S, reabrirá sus puertas el Día de la Independencia

NUEVA YORK, 8 (EUROPA PRESS/Emilio López Romero)

La Estatua de la Libertad, uno de los símbolos más conocidos de la ciudad de Nueva York, volverá a abrir sus puertas al público el próximo 4 de julio, coincidiendo con el Día de la Independencia de Estados Unidos, después de permanecer cerrada casi ocho años tras los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001.

"Este 4 de julio daremos un regalo muy especial al pueblo estadounidense", anunció el secretario de Interior, Ken Salazar. "Invitamos al público a celebrar la grandeza de nuestra nación subiendo a la Estatua de la Libertad para ver desde su corona las vistas impresionantes de Nueva York, lo mismo que vieron los antepasados de millones de americanos cuando llegaron al nuevo mundo", añadió.

La corona de la Estatua de la Libertad fue cerrada a los turistas después de los atentados terroristas del 11 de septiembre. Ahora podrán volver a subir al impresionante mirador todos aquellos que se atrevan a escalar, uno a uno, los 168 escalones que tiene la escalera con forma de espiral que separa el suelo de la corona. Eso sí, el esfuerzo merecerá la pena.

Diseñada por el escultor Frederick Auguste Bertholdi, la estatua fue un regalo del pueblo de Francia al pueblo americano para conmemorar el centenario de la independencia de Estados Unidos en 1876. Convertida en Monumento Nacional desde 1924, tiene 46 metros de altura y está construida sobre un pedestal de granito con forma de estrella.