Declaran culpable de asesinato al manager de los Beatles

LOS ANGELES, 14 (EUROPA PRESS)

Phil Spector, el que una vez fuera manager de los Beatles y de los Ramones, podría pasar lo que le queda de vida en una cárcel estadounidense. Un jurado de Los Angeles le ha declarado culpable del cargo de asesinato en segundo grado de la actriz Lana Clarkson.

El cuerpo inerte de Lana Clarkson, derrumbado sobre una silla blanca, las piernas estiradas y un revolver Cobre del calibre 38 tirado a sus pies, con la boca destrozada por un disparo ha sido la imagen del juicio contra Spector durante los últimos seis años. En 2007 el afamado productor afrontó un primer juicio en el que la decisión del jurado no fue unánime y, por tanto, no hubo sentencia.

Sin embargo, hace más de cinco meses, Phil Spector volvió a entrar en los tribunales de Los Angeles para afrontar un segundo juicio por su implicación en el asesinato de la actriz Lana Clarkson seis años atrás. Según los medios estadounidenses, Clarkson era una mujer depresiva de 40 años que había gozado de cierta popularidad en los 80 gracias a sus papeles en películas de serie B y que en el momento de conocer a Spector trabajaba como camarera.

Fue precisamente ese carácter depresivo lo que ha sostenido la defensa del que fuera productor de los Beatles y los Ramones para mantener la inocencia de Spector. Según los argumentos de su abogado, Doron Weinberg, la mujer cogió una de las pistolas que el productor tenía en su mansión de estilo gótico y se disparó en la boca, apoyándose en el hecho de que las pruebas forenses mostraron que el arma estaba en su mano cuando se disparó.

El letrado también rechazó el testimonio del chófer de Spector, quien aseguró que la noche de los hechos el productor salió de la mansión diciendo "creo que he matado a alguien" ('I think I killed somebody'). Según Weinberg, el conductor estaba cansado y hambriento, su inglés no es muy bueno y había una ruidosa fuente cerca: "¿Cómo sabemos que lo que dijo no fue 'llama a alguien'? ('Call somebody').

Spector no ha declarado a lo largo de los cinco meses de juicio y la única frase al respecto la dijo en la revista 'Esquire': "Ella besó la pistola". Sin embargo, la Fiscalía ha descrito al productor como "un maniaco demoniaco" que en al menos otras cinco ocasiones jugó a la ruleta rusa con otras mujeres, con la mala fortuna de que Lana Clarkson fue la primera víctima que encontró la bala en el tambor de la pistola.

El Ministerio Público argumentó que Spector torturaba a las mujeres sin sufrir ninguna consecuencia porque vive "en un mundo en el que el dinero y la fama te compra un tratamiento VIP". "Debajo de ese pase VIP hay un hombre muy peligroso, un hombre que creía que todas las mujeres se merecían una bala en la cabeza", afirmó el fiscal, Truc Do. En esta misma línea, el jurado ha descrito a Spector como un borracho misógino y peligroso.

La mujer del productor, que se hizo famoso por su método de grabación 'Wall of Sound' en los 60, recibió la sentencia con lágrimas, mientras que Spector permaneció inmutable. A sus 68 años, el productor volverá al tribunal el mes que viene para escuchar la pena que deberá cumplir por el cargo de asesinato en segundo grado, que, según informaciones recogidas por Europa Press, podría ser de un mínimo de 16 años de cárcel.

La familia de Clarkson, por su parte, se mostró muy satisfecha con la sentencia. Según el relato de los hechos realizado durante el juicio, la noche del 2 de febrero de 2003, Spector conoció en el local House of Blues a la actriz, que trabajaba allí como camarera. Después de dejar una propina de 450 dólares por una consumición de 13 dólares se subió con ella a su Mercedes-Benz conducido por su chófer.

Los servicios de emergencia encontraron el cuerpo sin vida en la mansión de Spector en la madrugada del 3 febrero, con un disparo en la boca. El productor, que en más de una ocasión se ha definido como un "enfermo mental", siempre ha sostenido que no recuerda nada de lo que sucedió aquella noche.