Georgia mantendrá su canción de Eurovisión, criticada por ofender a Putin

  • Tiflis/Moscú, 20 feb (EFE).- Georgia no tiene intención de modificar la letra de la canción que presentará al Festival de Eurovisión el próximo mayo en Moscú, a pesar de la indignación de muchos representantes culturales de Rusia por la presunta alusión ofensiva al primer ministro ruso, Vladímir Putin.

Georgia mantendrá su canción de Eurovisión, criticada por ofender a Putin

Georgia mantendrá su canción de Eurovisión, criticada por ofender a Putin

Tiflis/Moscú, 20 feb (EFE).- Georgia no tiene intención de modificar la letra de la canción que presentará al Festival de Eurovisión el próximo mayo en Moscú, a pesar de la indignación de muchos representantes culturales de Rusia por la presunta alusión ofensiva al primer ministro ruso, Vladímir Putin.

El estribillo de la canción "We Don't Wanna Put In/The negative move/It's killin' the groove" podría traducirse haciendo un juego de palabras, según publicaron medios rusos ayer, como "No queremos a Putin/El mal rollo/Estropea la buena onda".

Agregaron que la representante por Georgia en la edición del año pasado, Diana Gurtskaya, declaró haber intercedido para que se modifique la letra de la canción, caracterizada por un "tono insultante" hacia el Gobierno ruso.

"En contra de lo que han publicado algunos medios rusos, debo decir que la letra de la canción 'We don't wanna put in' no se cambiará y que no hemos introducido ninguna modificación", precisó Natia Uznadze, directora del proyecto nacional para elegir al representante de Georgia en el festival.

Antes de la final nacional, Uznadze aseguró que la canción no habla de política y que no tiene nada que ver con la política ni con ningún político.

"Si miras el texto de la canción, no tiene nada de malo. Es una divertida canción disco. Espero que no nos encontremos con ningún problema en Moscú ya que no queremos que se forme ningún escándalo", agregó.

Por su parte, la propia Gurtskaya declaró antes de la final nacional su categórico desacuerdo con transformar Eurovisión de una gran manifestación musical europea en un concurso de tinte político.

En todo caso, afirmó, eso sólo debe ocurrir si hay intenciones pacíficas, como las demostradas por las representantes israelíes, que por primera vez presentarán una canción en árabe y hebreo, interpretada por la cantante israelí Noa y la actriz y cantante árabe Mira Awad.

Sin embargo, muchos representantes del mundo de la cultura en Rusia expresaron su indignación por la letra de la canción.

Yana Rudkovskaya, productora de Dima Bilan, ganador de Eurovisión en 2008, calificó la canción de "inmoral".

Por ello, instó al consejo del festival y a la dirección de la televisión estatal rusa a vetar la participación de los representantes georgianos, ya que "insulta" a Rusia, cuando Eurovisión "no es una verbena sino un concurso europeo serio".

El grupo Stephane & 3G, que se impuso con su canción "We don't wanna put in" en la final nacional del pasado día 18 a otros nueve aspirantes a representar a Georgia en Eurovisión, está formado por el cantante y productor Stephane Mgebrishvili y el trío integrado por Nini Badurashvili, Tako Gachechiladze y Kristine Imedadze.

Si nada lo impide, el grupo tratará de ganarse el próximo 12 de mayo en la primera semifinal del concurso su derecho a participar en la final, que tendrá lugar el 16 de mayo en el estadio "Olimpíyski" de la capital rusa.