María Bayo asegura que hay un gran complejo con la música española, que cae en el olvido

  • Santa Cruz de Tenerife, 23 abr (EFE).- La soprano María Bayo cree que hay "un gran complejo" con la música española, cuyo repertorio se "olvida" en las programaciones, y afirma que con la crisis lo primero que se resiente es la cultura, pues se anulan conciertos y las discográficas "no existen, a no ser que hagas discos gratis".

Santa Cruz de Tenerife, 23 abr (EFE).- La soprano María Bayo cree que hay "un gran complejo" con la música española, cuyo repertorio se "olvida" en las programaciones, y afirma que con la crisis lo primero que se resiente es la cultura, pues se anulan conciertos y las discográficas "no existen, a no ser que hagas discos gratis".

Así lo señala la cantante navarra en una entrevista con EFE con motivo de su estancia en Tenerife, en cuyo Auditorio tiene previsto interpretar precisamente música española bajo la dirección de Víctor Pablo Pérez con el acompañamiento de la Orquesta Sinfónica de la isla.

Bayo ofrecerá las "Diez melodías vascas" de Jesús Guridi, las "Canciones playeras" de Esplá, basadas en textos de Rafael Alberti, las seis canciones castellanas de Eduardo Toldrá, también compuestas a partir de escritores clásicos como Lope de Vega o Calderón de la Barca, y finalizará con piezas de Joaquín Turina.

La soprano asegura que ofrecer este programa bajo la batuta de Víctor Pablo Pérez "es una oportunidad" porque se trata de un repertorio "muy refinado, con muchos matices" y coincide con el director burgalés en que "hay que darlo más".

Sin embargo, apunta, lo habitual es que se programen grandes recitales con "lied" de Brahms o Mahler "y nos olvidamos de los nuestros" y por ello María Bayo siempre ofrece en sus conciertos una segunda parte de canción española, que además "la gente pide, porque hay muy pocos intérpretes especializados en este repertorio".

De hecho, detalla que en Biarritz le pidieron una integral de música de Albéniz, un gran olvidado en este campo pues sólo se conoce por su obra pianística, y subraya que hay que programar más la música española "para que el público la conozca, pero además hay que hacerlo bien".

Apunta la soprano que desde que comenzó en el conservatorio estudió el lied alemán, el barroco y compositores como Bach, que ahora "no se estudian tanto ni se profundiza en ellos, aunque dan una gran base a un artista".

Hace falta "mucha paciencia y trabajo y hoy en día no todo el mundo está dispuesto", advierte la soprano, quien ve muchas carreras que se truncan por falta de madurez, de no profundizar más en la música y en la técnica del canto, que es la base para cimentar una trayectoria.

Antes el estrellato se lograba "con mucho esfuerzo, trabajo y madurez" pero ahora "es al revés: quieren producto joven", cuando el arte se va "formando, creciendo y haciéndose toda la vida".

Lamenta Bayo que ahora quieren que la música clásica se parezca a la televisión, a los programas de música moderna como "Operación Triunfo", y considera que hay muchas voces que hacen mal el camino por cantar roles cuando no era el momento.

Asimismo señala que la crisis "se está notando", reconoce que le han anulado varios conciertos para el verano y considera al respecto que "no creo que estemos tocando fondo, esto va para rato".

Para la soprano, la crisis donde primero afecta es a la cultura porque a los políticos "es lo que menos le interesa y lo que menos les aporta votos", aunque sí lo haga "a la formación del ser humano, que es lo que no ven".

A ello se suma el que las discográficas "no existen" y han ido "bajando, bajando y bajando más los cachés y los royalties".

Las casas de disco grabaron prácticamente todo el repertorio entre las décadas de los 60 y de los 80 del siglo XX y esto "ha perjudicado muchísimo" a las generaciones posteriores de cantantes "porque no dejaron margen".

Como ejemplo explica que ella, una mozartiana "total" que ha hecho su carrera alrededor de Mozart, jamás ha grabado las obras del autor de Salzburgo y sólo cuenta con un vídeo en el que interpretó a la "Dona Anna" de "Don Giovanni" con Víctor Pablo Pérez, cuando "he hecho Susanas y Despinas por todo el mundo".

Es "tan complicado" hacer "una discografía" y que además tenga distribución que en diciembre de 2008 se publicó un registro de Deutsche Grammophon de las zarzuelas "La Tempranica" y "Agua, azucarillos y aguardiente", que había grabado con la Sinfónica de Tenerife y Víctor Pablo hace dos años.

Ana Santana Díaz