Zaragoza.- El centro Ibercaja Patio de la Infanta iniciará el miércoles el XVII Ciclo de Órgano 'Joseph de Sesma'

ZARAGOZA, 16 (EUROPA PRESS) El próximo miércoles, 18 de febrero, a las 20.00 horas, en Ibercaja Patio de la Infanta (calle San Ignacio de Loyola, 16), comenzará el XVII Ciclo de Órgano 'Joseph de Sesma', organizado por la Obra Social y Cultural de la entidad. Un año más, los amantes de la música podrán disfrutar con composiciones de los siglos XVI, XVII y XVIII, de la mano de destacados intérpretes españoles y extranjeros, en recitales cuya entrada es libre. El programa, coordinado por José Luis González Uriol, consta de cuatro conciertos: tres para órgano solista, a cargo de Roberto Fresco, Matteo Venturini y de Luis Pedro Bráviz Coarasa; y un cuarto a cargo del grupo Ensemble 'La Oropendola', compuesto por Lluis Vilamajó --tenor--; Josep Borràs --fagot barroco--; Javier Artigas --clave--; y el propio José Luis González Uriol --órgano y dirección--. Los conciertos se ofrecen con el órgano que Ibercaja restauró e instaló en el Patio de la Infanta en otoño de 1992, y que fue construido en 1692 por el maestro organero Joseph de Sesma, que da nombre a este ciclo de música. Se trata de uno de los órganos más antiguos de Aragón, y ha sido calificado por los expertos como una auténtica pieza de museo. Las sesiones se celebrarán del 18 al 21 de febrero, a las ocho de la tarde, en el Patio de la Infanta. El ciclo se abre con la actuación del organista titular de la Catedral de La Almudena y profesor de Órgano del Conservatorio Superior de Música de Madrid, Roberto Fresco, que ofrecerá un programa integrado por piezas de Jan Pieterszoon Sweelinck, Hugo Distler, Johann Kaspar Kerll, Johann Sebastián Bach y una composición anónima del siglo XVII. El jueves 19 tendrá lugar el segundo concierto a cargo del joven organista Matteo Venturini, que ha estudiado en el Conservatorio de Música 'Luigi Cherubini' de Florencia donde ha obtenido los diplomas 'cum laude' de Órgano y Composición Organística en 2006 y de Composición en 2007. Venturini se enfrentará a obras de paisanos como Girolamo Frescobaldi, Giuseppe Buccioni, Luigi Braccini, entre otros. El ciclo continuará el viernes, 20 de febrero, con el concierto ofrecido por el grupo Ensemble 'La Oropendola', formado por el tenor Lluís Vilamajó, Josep Borrás (fagot barroco), Javier Artigas (clave), y José Luis González Uriol, órgano y dirección, que interpretará obras de Georg Friedrich Händel. Este ciclo finalizará el sábado, 21 de febrero, con la actuación de Luis Pedro Bráviz Coarasa, nacido en Huesca y que ha realizado su carrera de la mano del maestro aragonés y coordinador del ciclo José Luis González Uriol. Bráviz Coarasa interpretará piezas de Antonio de Cabezón, Pablo Bruna y Bach. Todos los conciertos comenzarán a las ocho de la tarde. JOSÉ LUIS GONZÁLEZ URIOL El coordinador de este ciclo de conciertos, José Luis González Uriol, nació en Zaragoza, y es catedrático de Órgano y Clavicémbalo en el Conservatorio Superior de Música de la capita aragonesa. Reconocido en el mundo entero como especialista en Música Antigua de Tecla, su intensa actividad concertística como intérprete de órgano, monocordio y clavicémbalo le ha llevado a viajar por los cinco continentes. Es miembro fundador de la sección de Música Antigua de la Institución 'Fernando el Católico', de la Diputación de Zaragoza, y director del Curso y Festival de Música Antigua de Daroca. Ha impartido cursos y master-classes sobre interpretación de Música Antigua de Tecla en prestigiosos centros musicales de todo el mundo. Como especialista de música antigua española ha grabado numerosos discos, entre los que cabe destacar el doble CD dedicado a Antonio de Cabezón y realizado en los órganos históricos más importantes de Europa. Está en posesión de la Medalla de Oro de las Cortes de Aragón, por su dedicación al mundo de la música aragonesa y de la Cruz de Alfonso X el Sabio. Es organista titular de la Real Capilla de Santa Isabel de Portugal y del Órgano Histórico 'José de Sesma', restaurado por Ibercaja. JOSEPH DE SESMA Y EL ÓRGANO DE SAVIÑÁN José de Sesma fue uno de los principales maestros de la historia de la organería. La documentación habla de más de treinta órganos en los que trabajó este artesano; trece los construyó directamente en su taller y los restantes los perfeccionó y aumentó, según la costumbre de la época, transformándolos como si de un nuevo órgano se tratara. Nacido en Zaragoza, alrededor de 1625, una de sus primeras actividades conocidas se da en su propia ciudad con el arreglo que hace en el órgano mayor y en el de la cadireta adjunta de la iglesia del Pilar en 1657. Según el musicólogo Pedro Calahorra, algunos de los órganos construidos por Sesma se encontraban en las parroquias de San Miguel, la Magdalena y San Gil, las tres en Zaragoza, así como los órganos de la catedral de Teruel y la de Tudela, explica Ibercaja en un comunicado. En 1674 es llamado a restaurar los órganos de la catedral de Barcelona, ciudad a la que volverá en 1677 para realizar un notable trabajo en el órgano de la iglesia de Santa María del Mar y para construir uno nuevo en la capilla de San Olegario de la catedral. José de Sesma muere en 1699 cuando estaba construyendo un nuevo órgano para la parroquia de San Felipe, en Zaragoza. Su hijo Francisco continuó la labor y terminó de construirlo en el taller organero de su padre. El órgano que Ibercaja instaló en el Patio de la Infanta en octubre de 1992 fue construido y fechado en Zaragoza por el maestro José de Sesma, en el año 1692. Con la restauración de este órgano, uno de los más antiguos de Aragón, instalado en la iglesia de Saviñán hasta 1977, Ibercaja quiso contribuir al enriquecimiento del patrimonio artístico aragonés y regalar a la ciudad de Zaragoza un instrumento de la más alta calidad para la práctica musical. El órgano de Saviñán, que ha sido calificado por los expertos como "auténtica pieza de Museo", tiene una estructura clásica y severa. La caja es de madera de pino y mide 4.460 milímetros de alto, por 2.600 milímetros de ancho y 870 de fondo. La ornamentación es plateresca, todas las jambas, impostas y arquitrabes son de talla. El conjunto es de una gran riqueza ornamental y extraordinariamente armonioso.