El "bed in for peace" de Lennon y Ono regresa a Amsterdam 40 años después

  • Amsterdam, 23 mar (EFE).- La singular y controvertida protesta de John Lennon y Yoko Ono "bed in for peace" (en la cama por la paz) ha vuelto cuarenta años después a Amsterdam con la posibilidad de visitar la habitación del hotel donde tuvo lugar y con varias exposiciones que recrean su espíritu pacifista.

El "bed in for peace" de Lennon y Ono regresa a Amsterdam 40 años después

El "bed in for peace" de Lennon y Ono regresa a Amsterdam 40 años después

Amsterdam, 23 mar (EFE).- La singular y controvertida protesta de John Lennon y Yoko Ono "bed in for peace" (en la cama por la paz) ha vuelto cuarenta años después a Amsterdam con la posibilidad de visitar la habitación del hotel donde tuvo lugar y con varias exposiciones que recrean su espíritu pacifista.

Aficionados y curiosos podrán recordar gracias a la exposición "Desde Holanda con paz" aquel 24 de marzo de 1969, cuando, ajenos a las críticas de los más escépticos, los dos artistas iniciaron esta particular reivindicación con la que pasaron encerrados su luna de miel para pedir la paz en el mundo.

Rodeados de carteles con mensajes como "Bed Peace", "I love Yoko" o "Grow your hair", los recién casados aprovecharon la repercusión mediática de su reciente boda en Gibraltar para reclamar el fin de la guerra de Vietnam ante más de 300 fotógrafos y reporteros de todo el mundo, a los que recibían en pijama cada día de nueve de la mañana a nueve de la noche.

"El hotel Hilton fue el único hotel de su categoría en Amsterdam que aceptó alojar a la pareja, dado que en aquellos momentos la polémica rodeaba a John Lennon por sus relaciones con las drogas", ha explicado a Efe el director general del establecimiento, Roberto Payer.

Ahora, el hotel ha querido rendir su particular homenaje a una de las parejas más mediáticas del siglo XX con esta exposición, que en sólo dos días ya han visitado más de mil personas.

Fotografías de la pareja metidos en la cama con las manos entrelazadas, tocando la guitarra, sujetando tulipanes así como instantáneas que reflejan escenas cotidianas, en las que aparecen desayunando o hablando por teléfono, podrán ser admiradas de forma gratuita hasta el próximo domingo 29 de marzo.

Entre las cuarenta imágenes de la pareja que el hotel ha recopilado, se pueden observar además dieciséis instantáneas inéditas del fotógrafo holandés Nico Koster que hasta hace cuatro meses habían permanecido ocultas.

Más allá de la exposición, los curiosos y los seguidores de estos dos iconos tendrán la ocasión durante esta semana de visitar la mítica habitación 702 en la que ambos se hospedaron, una oportunidad única ya que pasar una noche en esta estancia cuesta 1.750 euros.

Pese a su elevado precio, esta habitación es una de las más populares del hotel ya que, además de revivir la experiencia de John y Yoko, las parejas pueden casarse en ella, según ha señalado Payer.

Estrofas de canciones de Los Beatles, fotografías y dos dibujos originales realizados por el propio John Lennon durante aquella semana decoran las paredes de una habitación en cuyas ventanas aún se pueden leer los mensajes reivindicativos que colgaron los recién casados.

Las reformas realizadas en la década de los ochenta del siglo XX impiden al visitante contemplar el mobiliario original, aunque la habitación ha sido remodelada siguiendo el estilo del apartamento que el matrimonio tuvo en el edificio Dakota de Nueva York después de que la viuda del Beatle diese su visto bueno al diseño.

Además, el hotel ha seleccionado un grupo de fotografías, en las que aparecen el Dalai Lama, Nelson Mandela, palomas blancas volando o campos de tulipanes para repasar los 40 años que han transcurrido desde entonces evocando momentos relacionados con la temática pacifista.

Sólo tratamos de conseguir un poco de paz", cantaban los de Liverpool en el tema "The Ballad of John and Yoko", canción que Lennon escribiría poco tiempo después para responder a las críticas de quienes no comprendieron su lucha.

A pesar de que desafortunadamente no lograron su objetivo, en la memoria de todos perduran cuarenta años después las ganas de cambiar el mundo y el espíritu inconformista de estos dos pacifistas revolucionarios.