El Country bate al Rock y al Rap en la noche de los Grammy

El Country bate al Rock y al Rap en la noche de los Grammy

El Country bate al Rock y al Rap en la noche de los Grammy

LOS ANGELES, 9 Feb. (EUROPA PRESS) El rapero estadounidense Lil Wayne y su disco 'Tha Carter' eran la gran promesa de la noche de los Grammy, que se entregaron en la madrugada de ayer (hora española) en el Staples Center de Los Angeles, con nada menos que ocho nominaciones. Sin embargo, fueron finalmente los británicos de Coldplay, con tres estatuillas, y el dueto formado por Robert Plant & Alison Krauss, con cinco galardones, los grandes triunfadores de la noche. Lil Wayne, quien para algunos ha firmado el mejor disco del año 2008, tuvo que conformarse con los premios en las categorías de Rap pese a estar nominado a los más prestigiosos galardones. Los Oscar de la música premiaron en la noche de ayer a la fusión entre dos estilos muy distintos: el rock del antiguo cantante de Led Zeppelin, el británico Robert Plant, y el bluegrass de la estadounidense Alison Krauss. El resultado, un disco de inspiración country titulado 'Raising Sand' que fue galardonado con cinco estatuillas, entre ellas las de Album del Año y Grabación del Año por 'Please Read The Letter', una canción que Plant escribió con Jimmy Page tras la separación de Led Zeppelin y que "ahora tiene ese toque de Nashville que hace que suene tan bien", señaló el cantante. Para Mejor Colaboración Pop, Mejor Colaboración Country y Mejor Album de Folk Contemporáneo, Plant & Krauss volvieron a subir al escenario de los Grammy. Los otros grandes triunfadores de la noche fueron los británicos Coldplay, que ataviados con chaquetas muy al estilo Sgt.Peppers recogieron tres premios, entre ellos los de Canción del Año por 'Viva la Vida' y Mejor Álbum Rock. La demanda por plagio que el guitarrista Joe Satriani ha interpuesto contra la banda por ese mismo tema no empañó la alegría de Chris Martin y los suyos, que desde el atril pidieron perdón a Sir Paul McCartney por copiarle el atuendo a los Beatles. Lil Wayne, el que fuera la gran promesa de la noche, con su álbum 'Tha Carter' nominado en las categorías más prestigiosas y que parecía destinado a convertirse en el fenómeno del rap de este año después de ser el disco más vendido en EE.UU. en 2008. Tuvo que conformarse con cuatro grammys en las categorías de hip-hop, que, eso sí, acaparó: Mejor Album, Mejor Actuación, Mejor Canción y Mejor Colaboración. Fue Lil Wayne el que firmó una de las mejores actuaciones de la noche, junto a una embarazadísima M.I.A -salía de cuentas en la noche de ayer- Jay-Z, T.I. y Kanye West. Especialmente emotivo fue el momento en el que la oscarizada Jennifer Hudson recogió el premio al Mejor Album R&B por su disco homónimo; aunque no hizo mención directa a los dramáticos asesinatos de su madre, su hermana y su sobrino del pasado mes de octubre, la cantante, con lágrimas contenidas, hizo una mención a su "familia, que está en el cielo" durante los agradecimientos. Entre los premiados estuvieron también Metallica, Mejor Album Metal (My Apocalipse) The Eagles, Mejor Interpretación Pop Instrumental (I Dreamed There Was No War) Bruce Springsteen, Mejor Canción Rock (Girl in the summer clothes) Duffy, Mejor Album Pop Vocal (Rockferry) y Juanes, Mejor Album Pop Latino (La vida... es un ratico). Entre las actuaciones, una decepcionante interpretación de la fusión Jonas Brothers-Steve Wonder, un impresionante Kanye West muy a lo Motown, Hannah Montana o la propia Jennifer Hudson, entre otros. Se notaron las ausencias de Chris Brown, que tenía previsto un dueto junto al ganador de 'American Idol' Jordin Sparks, y de su novia Rihanna, que fueron sustituidas por Justin Timberlake, Al Green, Boyz II Men y Keith Urban en una interpretación de 'Let's stay together'. Aunque no se dieron explicaciones oficiales sobre esta ausencia, al inicio de la gala pudo verse a Brown hablando con varios detectives en torno a un presunto caso de asalto.