Eleftheria Arvanitaki se acerca al sonido español en "Mírame"

  • Madrid, 17 feb (EFE).- La cantante Eleftheria Arvanitaki, la voz más internacional de la música griega contemporánea, se ha acercado a España en su nuevo disco, "Mírame", un álbum que ha producido Javier Limón y en el que recoge sonidos cercanos al flamenco, la copla o el folclore árabe.

Eleftheria Arvanitaki se acerca al sonido español en "Mírame"

Eleftheria Arvanitaki se acerca al sonido español en "Mírame"

Madrid, 17 feb (EFE).- La cantante Eleftheria Arvanitaki, la voz más internacional de la música griega contemporánea, se ha acercado a España en su nuevo disco, "Mírame", un álbum que ha producido Javier Limón y en el que recoge sonidos cercanos al flamenco, la copla o el folclore árabe.

"En mi mente siempre está la idea de experimentar. Llevo mucho tiempo haciendo fusiones de la música griega y la internacional porque pienso que ese encuentro de músicas es un nuevo idioma entre culturas", afirma, en una entrevista con EFE, la cantante.

Su nuevo disco, "Mírame", es, asegura, su disco más internacional, un álbum en el que Eleftheria Arvanitaki canta canciones de reconocidos letristas griegos, como Lina Nikolakopoulou, el poeta Michalis Ganas o Nokos Moraitis y de nuevos compositores de su país como Giannis Mitsis y Pimis Petrou.

Y junto a ellas temas como "Palati tis kardias sou", que no es otro que la versión en griego de la copla "Cárcel de oro" de los maestros León, Quintero y Quiroga, y "Mírame", una canción compuesta por Javier Limón y en la que Arvanitaki canta en español, en un dueto con Concha Buika.

"En este disco se nota la personalidad de Javier Limón", comenta la cantante griega sobre este álbum en el que la música griega está salpicada de guitarras españolas o percusiones y palmas flamencas, aunque "su sonido final es muy familiar en Grecia".

Eleftheria Arvanitaki comenzó su carrera en los años ochenta como cantante de un grupo popular empeñado en la recuperación de géneros tradicionales griegos como la rembetika, canciones que los refugiados turcos en Grecia cantaban en los años veinte.

En 1985 inició su carrera como solista a través de unos discos en los que combina música griega tradicional y contemporánea y con los que ha triunfado primero en su país, donde ofrece más de 120 conciertos al año, y después fuera, con numerosas giras por diversos continentes.

"Llevo ocho años viniendo a España", explica la cantante, que actuó por primera vez en este país en el 2002 y que volverá a hacerlo el próximo mes de mayo, con tres conciertos en Barcelona, el día 7, en Gijón, el 10, y en Madrid, el día 11.

En todos sus trabajos discográficos Eleftheria Arvanitaki ha cuidado mucho las letras de sus temas: "En Grecia son muy importantes, son, digamos, el 55 por ciento de la canción", explica esta artista consciente de que es algo que se pierde cuando su música traspasa las fronteras.

Algo que no supone un impedimento ya que cuenta con "la magia de la música y del arte" que hace que el espectador "no necesite entender para emocionarse, para sentir".

Su peso internacional le ha llevado a cantar en la ceremonia de clausura de los Juegos Olímpicos de Atenas en el 2004, a ser invitada por el Papa a cantar en las celebraciones del "Giubileo della Terra" en Roma en 1999 y a hacer colaboraciones con músicos como Cesaria Evora, Dulce Pontes, Philip Glass e incluso el grupo Amaral.