Madonna no se rinde: "Quiero darle a Mercy un hogar, una familia que la quiera"

LONDRES, 13 (OTR/PRESS)

La Reina del Pop ha conseguido grandes triunfos en su vida y por ello no está dispuesta a que uno de sus mayores deseos, adoptar un segundo hijo, se le prohíba. Así ha comenzado una campaña para mejorar su imagen pública y demostrar a las administraciones del país que está preparada para ser una buena madre.

Madonna ha iniciado acciones legales para recurrir la decisión del Tribunal de Malaui, que le denegó la adopción de la pequeña Mercy James, y, paralelamente, una campaña para limpiar su imagen en el país africano. Para ello ha hablado a un periódico del país en el que explica sus buenos propósitos: "Quiero darle a Mercy un hogar, una familia que la quiera y la mejor educación y el mejor seguro médico posible".

El rotativo 'Nation On Sunday', envió a la estrella de 50 años un mail con numerosas preguntas que ella misma contestó amablemente. En dicho correo explica que, al contrario de lo que piensan los magistrados, su intención es dar a la pequeña Mercy James, de 3 años, un hogar estable, el mismo que el que tiene David Banda, al que adoptó en el mismo país hace ya dos años.

En sus declaraciones, recogidas por otr/press, también quiere dejar claro que desde su posición de madre alentará a la menor a regresar a su país en un futuro para ayudar a sus compatriotas. "Mi esperanza es que, como David, un día regrese a Malaui y ayude a la gente de su país", señala Madonna en la entrevista.

Mientras, el proceso de apelación sigue adelante para la cantante. La intérprete de 'Like a Virgin' se mostró muy sorprendida por la negativa de la Justicia de Malaui. La artista contaba con el apoyo del Ejecutivo, sin embargo, finalmente, la adopción le fue denegada porque aquellos que quieran acoger a niños legalmente tienen que haber residido en el país africano entre 18 y 24 meses.

Para la cantante esta decisión fue un 'chasco' ya que con su primer hijo no le pidieron este requisito, lo que la llevó a poner un recurso. "Aunque me han dicho que no puedo hablar abiertamente sobre los detalles de la apelación que mantengo con respecto a mi deseo de adoptar a Mercy, quiero decir que aprecio mucho todo el apoyo que he recibido de parte de la gente de Malaui, así como de mis amigos en todo el mundo", dice al respecto la 'ambición rubia'.