Subastadas en Nueva York dos guitarras de Roy Rogers y de Antonio de Torres

  • Nueva York, 3 abr (EFE).- La casa de subastas Christie's vendió hoy un guitarra del actor y músico estadounidense Roy Rogers por 554.500 dólares y otra del artesano español Antonio de Torres, considerado el padre del diseño moderno de este instrumento, por 86.500 dólares.

Subastadas en Nueva York dos guitarras de Roy Rogers y de Antonio de Torres

Subastadas en Nueva York dos guitarras de Roy Rogers y de Antonio de Torres

Nueva York, 3 abr (EFE).- La casa de subastas Christie's vendió hoy un guitarra del actor y músico estadounidense Roy Rogers por 554.500 dólares y otra del artesano español Antonio de Torres, considerado el padre del diseño moderno de este instrumento, por 86.500 dólares.

La firma británica celebró hoy una venta pública dedicada a instrumentos de cuerda con un especial valor y entre los que también se encontraba un violoncelo diseñado por el italiano Gennaro Gagliano (1740-1780) en 1765, que, tras valorarse en más de 200.000 dólares, se vendió en 362.500 dólares.

La guitarra del estadounidense Roy Rogers (1911-1998), una peculiar OM-45 Deluxe de 1930, fue adquirida por una persona de la que no se facilitó la identidad y que pagó 554.500 dólares por ella, frente a los entre 150.000 y 250.000 dólares que había calculado la casa de subastas.

Leonard Franklin Slye, conocido como Roy Rogers, fue uno de los precursores de la música country además de ser el legendario vaquero de más de un centenar de películas estadounidenses de televisión y cine.

Según Christie's, la guitarra vendida es una de las quince reproducciones de este modelo que la firma OM fabricó en la década de los años treinta, y que tiene incrustaciones con motivos florales y clavijas bañadas en oro.

En cuanto a la guitarra del fabricante almeriense Antonio de Torres -conocido como el padre de la guitarra clásica moderna-, el instrumento vendido hoy está datado en 1864 y se adjudicó finalmente por 86.500 dólares, dentro del rango de entre 70.000 y 90.000 dólares que se había previsto.

El violoncelo realizado por Gagliano, era una de las piezas más esperadas de la subasta, y se vendió acompañada de un estudio dendrocronológico (datación a través de la madera), que asegura que ciertas partes de este instrumento provienen de otros violoncelos de Domenico Montagnana (1686-1750), Nicolo Gagliano (1740-1780) y Santus Serafin (1699-1758).

La firma británica de subastas vendió también dos guitarras atribuidas a los artesanos españoles Francisco Simplicio (1887-1932) y Domingo Esteso (1882-1937).

La guitarra clásica de Simplicio, realizada en 1929, se valoró inicialmente entre 15.000 y 25.000 dólares, para venderse a 18.750 dólares.

Por su parte, el instrumento de Esteso, de 1925, superó el rango de precios inicial, entre 6.000 y 8.000 dólares, al adjudicarse por 12.500 dólares.

La subasta, que contó con 113 lotes de instrumentos de cuerda como guitarras eléctricas, clásicas, violines y violoncelos, recaudó un total de 2.555.563 dólares, según informó Christie's.