Los argentinos Zisman seducen a Viena con su tango de violín y bandoneón

  • Viena, 25 feb (EFE).- Los argentinos Daniel y Michael Zisman sedujeron hoy con gran éxito a Viena, en una formación de tango poco habitual, compuesta por violín y bandoneón, que fue recibida con gran entusiasmo por el público vienés.

Viena, 25 feb (EFE).- Los argentinos Daniel y Michael Zisman sedujeron hoy con gran éxito a Viena, en una formación de tango poco habitual, compuesta por violín y bandoneón, que fue recibida con gran entusiasmo por el público vienés.

El concierto, en una repleta sala del Barrio de los Museos de Viena (MQ), se celebró en el marco del décimo Festival Internacional de Acordeón de Viena.

Zisman padre e hijo, ambos residentes en Berna (Suiza), tocaron un variado repertorio de conocidos temas tangueros de Osvaldo Pugliese, Astor Piazolla, Julián Plaza y Aníbal Troilo, entre otros.

Después de los diez temas previstos, los cerca de 200 espectadores lograron -después de frenéticos aplausos- que los músicos volvieran al escenario en tres ocasiones más.

En declaraciones a Efe después del recital, Daniel Zisman destacó que el dúo de violín y bandoneón "no es habitual hasta ahora", aunque recordó que "en los inicios del tango" precisamente esos dos instrumentos estuvieron entre los primeros que llegaron al tango.

"A través de nuestros arreglos con los dos instrumentos, tratamos de hacer un sonido lo más 'orquestral' posible", explicó Zisman.

Este músico, nacido en 1954 en Buenos Aires y residente en Suiza desde hace 30 años, tiene un largo historial como violinista, no sólo de tango sino también de repertorio clásico, al haber formado parte de la Orquesta Sinfónica de Berna, entre otras.

Además, fue profesor de música en las Universidades de York (Reino Unido) y Bucknell (Estados Unidos).

En el año 2004 Zisman fundó en Berna la asociación "TiempoSur", dedicada a fomentar y promocionar proyectos de jóvenes músicos argentinos y brasileños en Europa.

Su hijo Michael, nacido hace 26 años en Suiza, ya era considerado desde sus primeros años de infancia como un "niño prodigio" del bandoneón, un instrumento típicamente rioplatense y tanguero.

Estudió bandoneón en Buenos Aires con Néstor Marconi, y composición con Juan C. Cirigliano, un ex pianista de Piazzolla.

Su debut en la gran escena fue a los doce años de edad, en 1994, en Berna, en "Todos los violines del mundo", un evento presentado por el mítico director de orquesta Yehudi Menuhin.

Desde entonces, el joven argentino ha tocado con orquestas como la Filarmónica de Israel, el Jazz Orquesta de Bruselas o la Sinfónica de Berna, entre otras.

Además, ha colaborado en grabaciones de célebres artistas como los argentinos Giora Feidman y Szymsia Bajour, y el suizo Franco Ambrosetti.

En el año 2007, Michael Zisman fue galardonado con el primer premio en la categoría bandoneón del Concurso Internacional de Acordeón en Klingenthal, Alemania.

El décimo Festival Internacional de Acordeón de Viena se celebra desde el 21 de febrero y hasta el 22 de marzo próximo.