El festival de flamenco sigue su gira por Estados Unidos

  • Washington, 13 feb (EFE).- El Festival de Flamenco de Estados Unidos, que se celebra hasta el 26 de febrero en varias ciudades del país, llega hoy a Nueva York con el cartel de "completo" y avalado por una calurosa acogida en Washington y Miami.

Washington, 13 feb (EFE).- El Festival de Flamenco de Estados Unidos, que se celebra hasta el 26 de febrero en varias ciudades del país, llega hoy a Nueva York con el cartel de "completo" y avalado por una calurosa acogida en Washington y Miami.

La "Noche de Sevilla", en la que el cantaor Arcángel y el pianista Dorantes comparten escenario con la bailarina Rosario Toledo y que registró ayer un "lleno apoteósico" en Washington, según el organizador Miguel Marín, será también la protagonista en el estreno neoyorquino de esta novena edición del festival.

"Es un espectáculo diseñado para amantes de la buena música y, si el éxito de taquilla es una señal de la expectación que hay en Nueva York, seguro que tendremos una fiesta del flamenco que marcará época", dijo en Washington a Efe Juan Carlos Marché, director del Instituto Nacional de las Artes Escénicas y la Música (INAEM) de España.

Mientras, en Miami, la compañía del bailarín Antonio Gades presentó anoche su versión de "Carmen", un espectáculo con más de 30 bailarines que se desplazará el sábado a la capital y la semana que viene a Nueva York.

El tercer plato del festival será el flamenco gitano de Los Farruco, que arrancarán el día 21 en Nueva York y serán además los únicos artistas que visiten la costa oeste, con fechas en Los Ángeles y San Francisco, mientras que la ciudad de Boston acogerá la actuación de la compañía de danza de Isabel Bayón.

El Carnegie Hall de Nueva York acogerá, por último, la actuación especial de Estrella Morente, una artista "muy deseada" por el célebre teatro tras su éxito en el 2007, cuando participó por primera vez en el festival.

La cálida acogida del festival en ciudades tan dispares como Washington y Miami no sorprende a Marché.

"En realidad, no hay otra manera de recibirlo. El público que acude a verlo, sea latino, blanco o negro, conoce el lenguaje del flamenco, sabe que no le va a dejar indiferente y se deja llevar", afirmó.

Además de espacios clásicos como el Carnegie Hall neoyorquino, los organizadores han escogido como escenario los auditorios de las universidades de Nueva York y George Washington, con el objetivo de dirigirse también a los estudiantes, que "están en periodo de formación y tienen la mente más abierta".

Para el cantaor Arcángel, no es necesario "suavizar" el flamenco para hacerlo accesible a audiencias poco familiarizadas con él.

"No hay que disfrazarlo, sino darle retoques. No por ser más suave va a tener más éxito y creo que variar su profundidad o cambiar su mensaje es un error", explicó a Efe.

Miguel Marín, que ha organizado las nueve ediciones del festival, tuvo la idea de crear un escaparate para el flamenco en 2000, al comprobar la falta de oferta de este tipo de música en los locales neoyorquinos.

"Desde entonces, he visto cómo iba aumentando la receptividad del público de Estados Unidos, que antes venía con prejuicios muy fuertes, con una idea tópica del flamenco, y ahora admite propuestas muy distintas, incluso experimentales", señaló Marín a Efe.

El público que se acerque al teatro Skirball de Nueva York podrá incluso aprender a bailar sevillanas, ya que el lugar acoge clases introductorias gratuitas previas a cada una de las actuaciones.

El festival podría servir, además, para abrir las puertas de la escena cultural neoyorquina a otras disciplinas.

Sus organizadores pretenden llevar a teatros como el Carnegie Hall o el Lincoln Center de Nueva York diferentes manifestaciones de la cultura española e iberoamericana, en forma de música, danza o teatro clásico.