El Museo nipón de John Lennon celebra el 40 aniversario de boda con Yoko Ono

  • Tokio, 20 mar (EFE).- El Museo de John Lennon de Japón, desde donde se transmite el legado del cantante a otras generaciones, celebró hoy el 40 aniversario de la boda entre el famoso miembro de los Beatles y la artista nipona Yoko Ono, según su director.

Tokio, 20 mar (EFE).- El Museo de John Lennon de Japón, desde donde se transmite el legado del cantante a otras generaciones, celebró hoy el 40 aniversario de la boda entre el famoso miembro de los Beatles y la artista nipona Yoko Ono, según su director.

"Yoko dio su aprobación al museo porque podía trasmitir la idea de John a otras generaciones. No le importaba donde estuviera situado", dijo a Efe el presidente del Museo de John Lennon de Saitama, al norte de Tokio, Junichi Mizusawa.

Este museo es el único en el mundo sobre el legendario cantante que cuenta con la aprobación y el apoyo formal de la que fue su esposa desde el 20 de marzo de 1969, tras una ceremonia celebrada en Gibraltar.

Mizusawa explicó que Yoko Ono estuvo presente en la inauguración del museo en el año 2000, y que visita Japón al menos una vez al año.

"Cuando tenemos una exposición especial, nos da ideas. Incluso a veces nos presenta algunos objetos nuevos de John para exhibir", dijo el director de este museo, por el que ya han pasado más de 530.000 visitantes, según datos de finales de febrero.

Según Mizusawa, el 70 por ciento de las personas que se acercan al museo de Lennon en la actualidad son jóvenes, aunque dijo que han sido muchos los fanáticos del ex cantante de los Beatles que han pasado por allí.

En el Museo se exhiben escritos, fotografías, instrumentos y otras pertenencias de Lennon, que murió asesinado frente a la puerta de su casa en Nueva York el 8 de diciembre de 1980.

El presidente del Museo destacó además la influencia de Japón sobre el cantante y dijo que Lennon era amante de los poemas tradicionales japoneses "Haiku" y de la cultura nipona.

"Tenía algo en su forma de pensar como la nuestra, la de los japoneses. Comprendía nuestro sentimiento y hasta sentía el cambio de las estaciones", apuntó Mizusawa.