La Bossa Nova cambió la música mundial, dice su introductor en Europa

  • Río de Janeiro, 25 feb (EFE).- El guitarrista y compositor brasileño Jayme Marques, introductor de la Bossa Nova en Europa, considera que sus contemporáneos Vinicius de Moraes y Antonio Carlos Jobim cambiaron la música del mundo hace medio siglo con ese género.

La Bossa Nova cambió la música mundial, dice su introductor en Europa

La Bossa Nova cambió la música mundial, dice su introductor en Europa

Río de Janeiro, 25 feb (EFE).- El guitarrista y compositor brasileño Jayme Marques, introductor de la Bossa Nova en Europa, considera que sus contemporáneos Vinicius de Moraes y Antonio Carlos Jobim cambiaron la música del mundo hace medio siglo con ese género.

"Vinicius de Moraes y Antonio Carlos Jobim fueron personas que transformaron la música, no sólo de Brasil, sino la música mundial con la Bossa Nova", dijo hoy Marques a Efe en Río de Janeiro, donde a partir de mañana comenzará una serie de conciertos con la intérprete María Creuza, que llevarán luego a Sao Paulo.

Marques, residente en España desde hace medio siglo, destacó que la Bossa Nova alcanzó un lugar preferencial en el gusto del público y en la historia de la música porque nació "en la espontaneidad" de finales de los años 50 y comienzos de los 60 en un país que, entonces, "era el más tranquilo del mundo".

"No era una música prefabricada, no se pretendía vender un producto", comentó Marques, quien como defensor de la pureza de la Bossa Nova no ve con buenos ojos a los artistas que le dan a sus interpretaciones de clásicos como "Garota de Ipanema" un toque de samba que rompe con la sensualidad de la composición original.

Según Marques, "cada cosa tiene su nombre, tiene su espacio", y eso hay que respetarlo porque, en su opinión, las fusiones de la Bossa Nova con otros estilos "echan a perder todo el clima".

"La Bossa Nova tiene algo de jazz, pero no es jazz; tiene algo de samba, pero no es samba; tiene algo de choro, pero no es choro. Todas tienen su personalidad", señaló con su inseparable guitarra Ovation entre los brazos.

La Bossa Nova surgió en 1958, pero los expertos y seguidores de este ritmo no se ponen de acuerdo en la fecha exacta.

Unos consideran que fue en mayo de ese año con el lanzamiento de "Canção do Amor Demais", en el que Elizeth Cardoso canta composiciones de Vinicius y Jobim; mientras que para otros el acta de nacimiento fue en agosto del mismo año con el disco "Chega de Saudade", interpretado por João Gilberto.

La "saudade", una palabra cuya traducción más cercana al español sería "nostalgia", pero sin ser exactamente lo mismo, fue lo que llevó a Marques a volver a Brasil después de 50 años para presentarse ante su gente.

"Para mí, (volver a Brasil) significa cumplir una asignatura pendiente. Viví en Río de Janeiro de los 14 a los 20 años y siempre me quedó aquella cosa de venir a los grandes escenarios de Río", anotó.

El artista, nacido en Campo Grande, capital del estado de Mato Grosso do Sul, vive en España desde 1960, donde ha hecho su carrera, pero pese a ello no ha perdido el contacto con las raíces musicales de Brasil, cuyos movimientos sigue muy de cerca.

"Veo muy bien a la música brasileña. Brasil tiene unas raíces muy fuertes y eso se nota en cualquier estilo", manifestó Marques.

Pese a ser un promotor de la Bossa Nova, el artista revela también su gusto por las canciones de Zeca Pagodinho, un sambista tradicional de los suburbios de Río de Janeiro que hoy por hoy es uno de los campeones de ventas en el país.