Montevideo inaugura su primer Festival Internacional de Tango

  • Montevideo, 12 feb (EFE).- El primer Festival Internacional de Tango de Montevideo arrancó hoy con la presencia de bailarines de Europa, Estados Unidos, Canadá y Argentina, dispuestos a revalidar la condición de la capital uruguaya como una de las cunas del "dos por cuatro".

Montevideo inaugura su primer Festival Internacional de Tango

Montevideo inaugura su primer Festival Internacional de Tango

Montevideo, 12 feb (EFE).- El primer Festival Internacional de Tango de Montevideo arrancó hoy con la presencia de bailarines de Europa, Estados Unidos, Canadá y Argentina, dispuestos a revalidar la condición de la capital uruguaya como una de las cunas del "dos por cuatro".

Hasta el próximo domingo, más de un centenar de tangueros de diversas partes del mundo asisten en Montevideo a las clases impartidas por seis prestigiosas parejas de baile de Uruguay y Argentina, tres de las cuales actuarán esta noche en la milonga de apertura del festival en el emblemático local Vieja Viola.

Las clases de tango, clasificadas en tres niveles -avanzado, intermedio y principiante, "se centran en distintas temáticas, a diferencia de los que ocurre en los cursos regulares", explicó hoy a Efe el bailarín y profesor del festival Sergio Rodríguez.

"En cada clase se redondea un tema: cómo caminar, cómo abrazar, cómo realizar la volcada (movimiento en que la mujer se deja caer sobre el hombre)", dijo Rodríguez.

El responsable recordó que "el tango es un baile muy desarrollado, con mucha técnica detrás" y en el que "no se aprende una coreografía, como en otras danzas, sino un lenguaje con el cuerpo".

Los participantes de los cursos proceden en su mayoría de Uruguay y Argentina, pero también han acudido a Montevideo tangueros de Alemania, Francia, Suiza, Italia, Suecia, Rusia, EE.UU. y Canadá.

Carmen Aguiar, uruguaya afincada en París, es una de las asistentes del festival, en el que disfruta -señaló- de "la energía de la juventud" del "tango nuevo".

"Con mi marido, que era español, impuse la milonga en París en los años ochenta, cuando no había lugares para bailar", relató Aguiar, que es bailarina profesional e imparte clases de tango en la capital francesa.

También procedente de Francia es Pierre Barthe-Dejean, otro de los asistentes, quien destacó su presencia en Montevideo "por primera vez, por motivos de tango", y consideró que "el tango uruguayo es más agradable para bailar que el argentino", que calificó de "algo más rudo".

"En el tango uruguayo el placer es inmediato", aseguró este bailarín francés, que se mostró dispuesto a contemplar el saber hacer de los montevideanos en las milongas que desde esta noche y hasta la del domingo se alternarán en dos locales de la capital.