Tonino Carotone vuelve a explorar la música mediterránea en "Ciao Mortali!"

  • Madrid, 20 abr (EFE).- Tonino Carotone, álter ego con el que el músico español Antonio de la Cuesta se ha convertido en toda una estrella de la canción italiana a base de grandes dosis de humor, ironía y diversión, publica ahora "Ciao Mortali!", un tercer álbum con el que este personaje vuelve a buscar "la chispa de la vida".

Tonino Carotone vuelve a explorar la música mediterránea en "Ciao Mortali!"

Tonino Carotone vuelve a explorar la música mediterránea en "Ciao Mortali!"

Madrid, 20 abr (EFE).- Tonino Carotone, álter ego con el que el músico español Antonio de la Cuesta se ha convertido en toda una estrella de la canción italiana a base de grandes dosis de humor, ironía y diversión, publica ahora "Ciao Mortali!", un tercer álbum con el que este personaje vuelve a buscar "la chispa de la vida".

Hace casi diez años, con "Mondo Difficile", el primer disco que firmó como Tonino Carotone, y con su famoso tema "Me cago en el amor", el cantante logró ser número uno en Italia, un éxito que, según ha contado hoy en una entrevista con EFE, "no me podía imaginar" y que confirma, explica, aquello de que "uno no es profeta en su tierra".

En aquel álbum Tonino Carotone, que por entonces apenas hablaba italiano, cantó el clásico "Tu vuo fa l'americano" con el legendario Renato Carosone, cuyo apellido había tomado prestado en homenaje a un ídolo musical de los años 50 que "supo fusionar la tradición napolitana con otros ritmos" y hacer del humor un ingrediente fundamental de la música.

Una senda que Tonino Carotone ha seguido por "una atracción natural", especialmente desde que este músico nacido en Burgos y crecido en Pamplona en plena efervescencia del rock radical vasco ultimara su relación con Kojon Prieto y los Huajolotes, una banda a la que él aportó, entre otras, una de sus canciones más famosas, "Insumisión".

En este tema Antonio de la Cuesta contaba su experiencia de un año de cárcel por negarse a prestar el entonces servicio militar obligatorio, una vivencia tras la que comenzó a gestarse Tonino Carotone, el personaje que lleva explorando desde que en 1998 se trasladó a vivir a Barcelona.

En el 2000 publicó "Mondo Difficile", que se editó en una veintena de países y vendió 70.000 copias en Italia, y en el 2003 "Senza Ritorno", su segundo disco, dentro de una trayectoria que ahora continúa con "Ciao Mortali!", un álbum que ha grabado en Italia, donde ahora vive, con una banda italiana y que mañana presenta en Barcelona, el miércoles en Madrid y el viernes en Burgos.

Manu Chao, un colaborador habitual de Tonino Carotone, participa también en este disco en el tema "Pornofútbol", junto a otros músicos como los de la banda italiana Bandabardó o la formación de "punk gitano" Gogol Bordello, dentro de un álbum con canciones como "Hidromiel", dedicada al bar de Barcelona en el que a este músico le gusta componer sus letras rodeado de "ruido, humo y nocturnidad".

Tonino Carotone niega que el mestizaje caracterice su música. "Yo no lo describiría como fusión, ni como mestizaje, es un disco bastante variado en el que hay muchos géneros, pero puros", desde un tango en "De vuelta por Buenos Aires" a una rumba catalana en "la parienta", pasando por sonidos por los que desfilan aires balcánicos, funki y, sobre todo, la marca de la casa, la música mediterránea.

"Es reconfortante sacar a la luz parte de tantas reflexiones que he ido apuntando en pequeños papeles", explica Tonino Carotone mientras asegura que "todos tenemos personajes dentro" y que el suyo "no es una parodia" sino "un estilo musical" propio que ha conquistado Italia (y otros países como Grecia, Argentina o Chile) de la misma forma que Raffaela Carrá sedujo a España en su momento.

Para Tonino Carotone la ironía, el romanticismo y la nostalgia siguen formando parte de su nuevo disco, pero siempre desde el prisma del humor. "Se trata de explicar las cosas de otra manera, de sacarles la chispa. En un mundo difícil como el nuestro, lleno de tristezas y obstáculos, sin el humor estamos perdidos" y también sin la vida golfa: "es imprescindible", asegura.

Isabel Laguna