Alex Ubago pasea por la "Calle Ilusión" en su nuevo disco

  • Madrid, 10 mar (EFE).- El compositor y cantante vasco Alex Ubago no ha perdido su inclinación por las baladas románticas y melancólicas, pero ha decidido abrirse a otros terrenos musicales en "Calle ilusión", un nuevo disco en el que apuesta por animar a sus seguidores a mantener la esperanza y a superar las barreras.

Alex Ubago pasea por la "Calle Ilusión" en su nuevo disco

Alex Ubago pasea por la "Calle Ilusión" en su nuevo disco

Madrid, 10 mar (EFE).- El compositor y cantante vasco Alex Ubago no ha perdido su inclinación por las baladas románticas y melancólicas, pero ha decidido abrirse a otros terrenos musicales en "Calle ilusión", un nuevo disco en el que apuesta por animar a sus seguidores a mantener la esperanza y a superar las barreras.

"Siempre he sido una persona positiva y, en el momento actual, creo que lo que la gente necesita es ilusionarse y tener esperanzas, creer en sí mismos", dice, en una entrevista con Efe, este cantante que empezó su carrera cuando aún no había cumplido los veinte años y que ahora, con su cuarto álbum de estudio, sigue luchando por "no ser un artista efímero".

Por eso Alex Ubago ha querido "renovar" el sonido de su música, acercándose a ritmos nuevos como el reggae "sin perder mi sello, mi identidad propia", algo que ha llevado a cabo grabando este nuevo disco en Argentina con los músicos Cachorro López y Sebastián Schan como productores.

"Son dos músicos con una visión muy amplia que me han ayudado a hacer que el disco sea redondo, que cada canción sea redonda, que no se escuche en el álbum dos veces el mismo tema, porque cada uno tiene una identidad propia", cuenta este músico que en sus ocho años de carrera ha cosechado multitud de discos de Oro y Platino en España, Latinoamérica e incluso, en Estados Unidos, además de un doble Disco de Diamante por la venta de más de dos millones de copias de sus trabajos discográficos.

Las diez canciones nuevas que componen "Calle Ilusión" las escribió en 2008, después de haber pasado el segundo semestre de 2007 de gira por América Latina y Estados Unidos con "Siempre en mi mente", un álbum publicado sólo en el otro lado del Atlántico y en el que repasaba los éxitos de sus discos anteriores: "¿Qué pides tú?" (2001), "Fantasía o realidad" (2003) y "Aviones de cristal" (2006).

Tras esta gira volvió a su casa en San Sebastián donde "recupero la tranquilidad, el equilibrio y pongo los pies en el suelo" y se detuvo a componer canciones tristes y melancólicas como "Me arrepiento" y otras más alegres y optimistas como "Como si fuera el último" o "Calle Ilusión", que da título a un álbum que ubica en su portada este espacio de esperanza en las calles donostiarras ("Allí imagino yo esta calle", dice).

"Mis canciones siempre hablan de mis sentimientos, de mis vivencias cotidianas y este disco vuelve a hablar mucho de mí", explica este cantante que inició su carrera casi por casualidad, cuando un primo suyo escuchó una maqueta con varias canciones que había grabado para regalarle a su novia en su cumpleaños. Aquella maqueta llegó a manos del mánager de otros grupos donostiarras, como La Oreja de Van Gogh y Duncan Dhu, y fue el germen de su primer disco.

Pero Alex Ubago no quiere dormirse en los laureles y por eso ha querido "buscar colores diferentes" para su música y abrir sus canciones a "otros aires", lo que ha buscado compartiendo también la composición de las letras de sus temas con compañeros como Mikel Erentxun o José Domínguez, que firman con él temas como "Ciudad desierta".

Y en esta "Calle Ilusión" el cantante no ha querido perder su costumbre de incluir un tema de carácter social, en esta ocasión "No estás sola", dedicado a las mujeres víctimas de malos tratos, un tema que "siempre me ha inquietado" y que ya ha tratado en alguna otra composición.

Ahora que ha pasado la fase de composición y de grabación, Alex Ubago piensa ya en la gira que empezará en mayo. "Quiero tocar, cuanto más, mejor, lo disfruto mucho porque es como la culminación de un trabajo, cuando lo compartes con la gente. Para mí actuar es como un juego mágico", asegura este cantante que aspira a "seguir aquí mucho tiempo" porque "no creo que me canse nunca de hacer esto".