El dúo RKM y Ken-Y colman de amor y de "perreo" el Festival de Viña del Mar

  • Viña del Mar (Chile), 27 feb (EFE).- El dúo puertorriqueño RKM y Ken-Y sorprendió con altas dosis de "perreo" amoroso este jueves en su primer paso por el Festival de Viña del Mar y se ganó el público viñamarino a base de bailes frenéticos e historias de amor imposibles.

El dúo RKM y Ken-Y colman de amor y de "perreo" el Festival de Viña del Mar

El dúo RKM y Ken-Y colman de amor y de "perreo" el Festival de Viña del Mar

Viña del Mar (Chile), 27 feb (EFE).- El dúo puertorriqueño RKM y Ken-Y sorprendió con altas dosis de "perreo" amoroso este jueves en su primer paso por el Festival de Viña del Mar y se ganó el público viñamarino a base de bailes frenéticos e historias de amor imposibles.

Con las gradas aún calientes tras la actuación estelar de los británicos Simply Red, los boricuas aterrizaron en la tarima de la Quinta Vergara, sede del festival, con la intención de demostrar sus dotes en el reggaeton sensual y bailable.

Acompañados por una banda de cinco músicos y un grupo de provocadores bailarines, Kenny Vásquez, más conocido como Ken-Y, y José Andrés Nieves, el rapero bautizado como Rakim, aparecieron con lentes de sol, vestidos con un conjunto de pantalón y cazadora adornada con lentejuelas, y una brillante bandera chilena tatuada en la solapa.

Uno de blanco y el otro de negro, sus atuendos se convirtieron en una muestra más de su complementariedad en el escenario, donde interpretaron temas como "Y tú no estás" o "Tocarte toda".

El público viñamarino pudo asistir a una pequeña dramatización de los cantantes, que por unos momentos escenificaron una historia de amor no correspondido, en la que Ken-Y buscaba desesperadamente su anhelada pareja en las gradas de la Quinta Vergara.

RKM le ayudó a encontrarla entre el público, y la chica que fue elegida para convertirse en objeto del deseo del vocalista Ken-Y por unos instantes, se convirtió en la envidia de todo el público femenino cuando recibió un beso del "reggaetonero".

No todo fueron miradas cómplices y poemas sentimentales, ya que también sonaron los ritmos más calientes y agresivos de su último disco "The Royalty", como "Te regalo amores" o "Se acaba".

Detalles como la lluvia de pétalos de rosas en una de las canciones más románticas, o el momento en que, a petición de RKM, el público alzó sus móviles encendidos en la oscuridad del recinto, formando un imponente mar de luces equivalente al firmamento, fueron los que transformaron el concierto en inolvidable.

Recursos sencillos con muy buenos resultados, ésta fue la receta. Como cuando RKM rapeó unos versos dedicados exclusivamente al festival, o cuando logró que las gradas casi colapsaran en un terremoto provocado por los saltos de los espectadores.

RKM y Ken-Y tenían el listón muy alto, tras el paso por el certamen en anteriores ediciones de grandes figuras como Daddy Yankee, Don Omar, Wisin & Yandel y Calle 13, pero su puesta en escena elevó el género del reggaetón a un nivel superior.

Vinieron buscando el éxito y se llevaron los máximos galardones del festival, incluyendo los aplausos de un público entregado.

Queda por ver si los resultados a largo plazo se convierten en el trampolín de su carrera profesional que andaban buscando.