Nek dice que "no sabía que podían existir palabras para definir el amor"

  • Madrid, 13 abr (EFE).- La música es para el cantante italiano Nek "un viaje continuo sin punto final", y por ello su décimo disco lleva por título "Nuevas direcciones", dos palabras que encierran su idea del coraje, la indiferencia y, sobre todo, el amor universal tal y cómo lo entendía el apóstol San Pablo.

Nek dice que "no sabía que podían existir palabras para definir el amor"

Nek dice que "no sabía que podían existir palabras para definir el amor"

Madrid, 13 abr (EFE).- La música es para el cantante italiano Nek "un viaje continuo sin punto final", y por ello su décimo disco lleva por título "Nuevas direcciones", dos palabras que encierran su idea del coraje, la indiferencia y, sobre todo, el amor universal tal y cómo lo entendía el apóstol San Pablo.

"No sabía que podían existir palabras para definir el amor", ha explicado a Efe Filippo Naviani, más conocido como Nek. Se refiere al himno que San Pablo dirigía en una de sus cartas a los corintios y que le sirvió de inspiración para escribir el tema "Si no amas", para él el más importante de los que forman parte de su décimo disco, el séptimo publicado en España.

Pero además de hablar de las raíces del amor, Nek canta también en este disco doble -incluye los temas en español y en italiano- al valor del coraje o a la necesidad de no ser indiferentes ante lo que nos rodea.

Es el caso de las canciones "Para no morir jamás", inspirada en un texto de la poetisa brasileña Martha Medeiros, o "El día llegará", un tema que, según explica el cantautor, ahonda en la capacidad del ser humano para vencer las dificultades.

"Todas las canciones hablan de la vida", describe Nek, quien considera que "Nuevas direcciones" es el resultado de un "viaje intenso", en el que se ha nutrido de las situaciones que ha visto a través de sus propios ojos, los de sus fans o los de las personas con las que ha entrado en contacto a través de su apoyo a la ONG "Nuovi Orizzonti".

"He visto cómo prostitutas o drogadictos se transforman sólo con la fuerza del amor y de la amistad. Esto ha cambiado mi forma de ver la vida y ha influido en mi repertorio", subraya.

Además, el músico, que se ha involucrado por primera vez en los arreglos de las canciones, envuelve todos estos "estímulos" en una infinidad de sonidos que, partiendo del pop-rock "se mezclan con rock sinfónico, reggae, música clásica, música country, baladas clásicas, música electrónica y música dark", enumera.

Para él, "cada canción es como una isla con su propio clima, con su flora y su fauna", lo que hace que el oyente tenga la impresión de que "cada canción pertenece a un disco diferente".

Esta amalgama de sonidos, conceptos y acentos podrá oirse en directo en la gira que el italiano ya está diseñando y que, espera, le traiga a España. Serán tres o cuatro conciertos dedicados al público español, unos seguidores a los que agradece su cariño y su apoyo.

Las letras de "Laura no está" o "Para ti sería" volverán a ser coreadas por el público antes de que Nek ponga punto final a su gira en mayo y cambie drásticamente de escenario y registro para viajar a L'Aquila, la ciudad italiana azotada el pasado día 6 por un devastador terremoto.

"Quiero ir y dar mi ayuda física", dice Nek, quien sumido en una sensación de "impotencia total" anima a los damnificados a no perder la fe. "He hablado con gente en mi foro y hay quien le echa toda la culpa a Dios. Yo creo que sería necesario lo contrario, tener más fe, recargarse de energía y continuar con la vida. Tiene que hacerlo por la gente que ha perdido la suya".