El festival Pilsen Rock levanta mañana el telón en Montevideo con más de 100.000 asistentes

  • Montevideo, 20 mar (EFE).- Más de 10.000 personas asistirán desde mañana en la ciudad Durazno, al norte de Montevideo, al mayor evento musical de Uruguay, el festival Pilsen Rock, que arrancará con once bandas autóctonas sobre el escenario.

El festival Pilsen Rock levanta mañana el telón en Montevideo con más de 100.000 asistentes

El festival Pilsen Rock levanta mañana el telón en Montevideo con más de 100.000 asistentes

Montevideo, 20 mar (EFE).- Más de 10.000 personas asistirán desde mañana en la ciudad Durazno, al norte de Montevideo, al mayor evento musical de Uruguay, el festival Pilsen Rock, que arrancará con once bandas autóctonas sobre el escenario.

La sexta edición del gran evento rockero del país se prolongará hasta el domingo en el Parque de la Hispanidad de Durazno (capital del departamento homónimo, a 183 kilómetros de Montevideo) y ofrecerá la actuación de un total de 20 bandas uruguayas.

Bufón, La Trampa, Trotsky Vengarán y Buitres son algunos de los grupos que harán vibrar al público asistente, en su mayoría jóvenes procedentes de todos los rincones del país que se desplazarán hasta Durazno, una ciudad de poco más de 30.000 habitantes, dispuestos a vivir dos intensas jornadas de música al aire libre.

El arranque del festival correrá a cargo de Muromets, la banda ganadora del concurso que Pilsen Rock convocó en su página web y en el que más de 100.000 personas votaron a qué grupo querían que se encargase de dar comienzo al espectáculo, elegido después por un jurado de músicos y productores entre cinco finalistas.

El cierre de la primera jornada quedará en manos de El Cuarteto de Nos, una formación de consolidada trayectoria en el panorama local que participa por primera vez en el evento.

También destaca la actuación en esta edición del Pilsen Rock de El Peyote Asesino, cuyos integrantes se reúnen en el escenario después de diez años de separación y serán los encargados de poner la guinda final la noche del domingo.

Tras la polémica suscitada por el sindicato policial de Durazno, que amenazó con no prestar sus servicios al espectáculo por el impago de sus sueldos, la seguridad del festival será un 10 por ciento mayor que en la pasada edición, informaron fuentes de la organización a la versión digital del diario El Observador.

Un total de 250 agentes de la policía acudirán al evento, que contará con otros 250 efectivos de seguridad privada para garantizar que el encuentro rockero por excelencia de Uruguay se desarrolle sin incidentes.