La Fuga considera que "el rock está marginado frente a los éxitos comerciales"

  • León, 19 mar (EFE).- Independientemente del estilo musical, los intérpretes pelean cada día, o incluso cada hora, por ocupar el número uno de las listas de ventas, en una batalla en la que el pop parece ganar terreno ante la queja de los rockeros que aseguran que su género "está marginado" frente a éxitos comerciales.

La Fuga considera que "el rock está marginado frente a los éxitos comerciales"

La Fuga considera que "el rock está marginado frente a los éxitos comerciales"

León, 19 mar (EFE).- Independientemente del estilo musical, los intérpretes pelean cada día, o incluso cada hora, por ocupar el número uno de las listas de ventas, en una batalla en la que el pop parece ganar terreno ante la queja de los rockeros que aseguran que su género "está marginado" frente a éxitos comerciales.

Por lo menos así lo observa el cuarteto de Reinosa (Cantabria) "La Fuga", que mañana actúa en León dentro de la gira de su último disco "Asuntos pendientes", cuyo recorrido español concluirá en julio para cruzar el charco a Sudamérica donde poco a poco se van a abriendo camino, según ha explicado en declaraciones a Efe el vocalista de la banda "Rulo".

Tras doce años de carrera, ya se han consolidado como una de las grandes bandas de rock español, mucho más de lo que habrían soñado y sin publicidad, por ello su denuncia se hace "en el nombre del rock", donde nuevos talentos encuentran la barrera de su género musical como un obstáculo en su camino hacia el triunfo.

De forma irónica, el vocalista de la banda recuerda cómo hace una semanas una radio de Argentina les comunicó que era el grupo que más llamadas había recibido de los oyentes: "lo mejor de esta cadena es que también existe en España y si tu aquí pides La Fuga se van a reír de ti".

Su último disco, de estudio, se aleja del sonido acústico para alcanzar un tono más rockero en el que han hecho inventario de todos aquellos asuntos pendientes que han tenido durante tres años de silencio discográfico, tras su último trabajo "Nubes y claros".

Muy habituales las denuncias sociales en sus canciones, en este trabajo sacan a relucir las miserias de Sudamérica donde han comenzado en este tiempo a labrarse un futuro y donde volverán con la incorporación de México y Colombia como nuevos destinos.

Tal vez sea uno de sus discos más pesimistas, aunque "Rulo" asegura que "no hay ninguno optimista", ya que usan la música como terapia ante lo que les afecta, mientras que los momentos de alegría los "explotan viviéndolos".

Este pesimismo y melancolía propios de sus temas se localiza también en historias de amores perdidos, pero reconoce que tampoco han tenido tan mala suerte, e incluso alguna vez han sido los canallas.

"Somos unos llorones en el fondo, pero es que de una relación tormentosa se puede sacar un disco doble", explica.

Aunque no pretenden cambiar el mundo con sus canciones, sino que es una manera de sentirse bien con ellos mismos, asegura que es más gratificante si además recibes el apoyo del público, que en ocasiones ha llevado a sustituir en una boda el típico vals por su éxito "La balada del despertador".

"Asuntos pendientes" les ha lanzado una vez más a la carretera a recorrer con más de cuarenta conciertos la geografía española con la única filosofía de vida de que grabar es más bien la disculpa para poder entregarse a los directos.

Vivir cada concierto como si fuera el último es la máxima de este cuarteto que se entrega en el escenario con un ímpetu que incluso a llevado a algún susto, como cuando una vez el vocalista se lanzó a un público y acabó en el suelo.