Los partidos vascos buscan modernizar su imagen a través de la música

  • Bilbao, 10 feb (EFE).- Los partidos políticos vascos, especialmente los tres más grandes (PNV, PSE y PP), se han lanzado de lleno en los últimos meses a una campaña en la que tratan de modernizar su imagen, no su discurso y sus propuestas, a través de la música, a poder ser pop, rock y étnica.

Los partidos vascos buscan modernizar su imagen a través de la música

Los partidos vascos buscan modernizar su imagen a través de la música

Bilbao, 10 feb (EFE).- Los partidos políticos vascos, especialmente los tres más grandes (PNV, PSE y PP), se han lanzado de lleno en los últimos meses a una campaña en la que tratan de modernizar su imagen, no su discurso y sus propuestas, a través de la música, a poder ser pop, rock y étnica.

El primero en cambiar su forma de concebir los grandes mítines fue el PNV, en junio del pasado año, pero el que ha llevado más allá el recurso a la música para modernizar la imagen ha sido el Partido Popular, que incluso ha bautizado su modelo como "política pop".

Así, estas tres formaciones han recurrido a actuaciones musicales en directo en sus mítines más importantes, normalmente en las capitales, y han utilizado distintas canciones de pop y rock para el momento en el que su candidato sube al estrado, lo que hasta ahora se hacia bajo los sones de la melodía de campaña de cada partido.

Además, los partidos han elegido música internacional, ya sea rock, fusión o étnica, para sus actos y han abandonado el folclore vasco, la principal fuente musical de los todos los partidos vascos, incluidos los no nacionalistas.

El Partido Popular, inmerso desde el relevo de María San Gil por Antonio Basagoiti e Iñaki Oyarzabal en la consecución de una imagen "moderna" y joven, ha sido el que más fuerte ha apostado por el uso de la música.

Su "política pop" le ha llevado a celebrar ya, antes del inicio de la campaña, tres mítines-concierto, uno en cada una de las tres capitales vascas, con las actuaciones de Pignoise, Guaraná y Pitingo y la imagen de todos sus dirigentes y candidatos bailando junto al escenario. En los altavoces también se ha escuchado desde U2 a The Cure.

El PNV comenzó antes a modernizar sus grandes actos públicos, cuando tras el retroceso en las elecciones generales de 2008 inició un proceso de reflexión, llamado "Think Gaur Euskadi 2020", para definir sus principales políticas a medio plazo.

En junio del pasado año el primer acto masivo de ese proceso contó ya con espectáculos circenses y musicales, además de una escenografía novedosa en la que Ibarretxe y Urkullu iban respondiendo, paseando o sentados cerca del público, a las preguntas de sus militantes, en lugar de pronunciar un discurso desde un atril.

El mitin que cerró ese proceso, a finales de enero, comenzó con la actuación del grupo de baile y percusión Toompak. Además, la "tradición vasca" fue ofrecida en versión "cosmopolita", con las integrantes de Ttukunak tocando la txalaparta con vestidos asiáticos y un "Agur jaunak" en versión gospel interpretado por un coro de Vizcaya y la cantante Sheilah Cuffi.

El PSE-EE, cuyo candidato Patxi López ha salido en la revista Rolling Stone tocando el saxo en el sofá de su casa y explicando sus gustos musicales, ha tenido la actuación en directo del dúo Artista Invitado, que ha compuesto una canción para la campaña de los socialistas vascos.

La apuesta socialista es más por la música "enlatada", con una canción distinta para cada vez que López u otro orador destacado sube al estrado, en una selección de temas que han ido desde el blues al rock pasando por los cantautores, pero en la que ha destacado, por su reiteración, la utilización de "Working on a dream", el tema de Bruce Springsteen para Barak Obama.

A los partidos más pequeños, aun siendo conscientes de la conveniencia de incorporar espectáculo a los mítines importantes, la falta de presupuesto les impide contratar grupos profesionales para actuaciones en directo.

Así, Eusko Alkartasuna, pese a que su candidato a lehendakari, Unai Ziarreta, es un gran aficionado al rock y tocó la guitarra eléctrica en una banda, no se ha planteado actuaciones en directo, ni siquiera de su ex secretario general el cantautor Gorka Knorr. Eso sí, renovó el pasado año su "jingle" electoral cambiando la música autóctona por el electro-pop.

En cambio, Ezker Batua sigue fiel a la melodía que les compuso hace unos años Kepa Junkera y únicamente ha recurrido hasta ahora a una actuación en directo, la del grupo de música étnica que actuó en la presentación de los candidatos, el mismo estilo que sonará en directo en un acto intercultural que tiene previsto organizar durante la campaña.