Roxette estudia su regreso

ESTOCOLMO,16 (EUROPA PRESS)

El dúo sueco que triunfo en la década de los 90 está preparando un posible regreso a los estudios de grabación. Marie Fredriksson y Per Gessle están estudiando la posibilidad de volver a los estudios de grabación después de que en 2002 anunciaran un hiato en su exitosa carrera debido al tumor cerebral que se le detectó a la cantante.

En 2002, durante una gira promocional que Roxette estaba realizando con motivo del lanzamiento de 'The Ballad Hits' y de 'The Pop Hits', Marie Fredriksson sufrió un desmayo. Cuando se le realizaron exámenes médicos para detectar su procedencia, se le descubrió un tumor cerebral y, aunque fue operada con éxito, la cantante decidió apartarse del mundo de la música.

Desde entonces, en pocas ocasiones ha podido verse a los dos miembros de Roxette juntos. Una de esas ocasiones fue en 2004, para celebrar el 25 aniversario de la banda que en los 90 triunfó con canciones como 'Listen to your heart' o 'It must have been love', que formó parte de la banda sonora de 'Pretty Woman', una cinta que sigue levantando pasiones cuando se emite en la pequeña pantalla.

Per Gessle ha sido el miembro más activo de Roxette desde esa separación nunca oficializada, con dos discos publicados y reconocimientos en su país natal como uno de los compositores suecos más escuchados en Estados Unidos. Mientras, Marie Fredriksson ha grabado un álbum en solitario llamado 'The Change' (2004) su primer disco en inglés, aunque ya cuenta con más de siete discos en su curriculum.

En cualquier caso, parece que el capítulo que ocupó Roxette no se ha cerrado del todo. El propio Per Gessle admite la posibilidad de que el dúo vuelva a reunirse en un estudio de grabación para trabajar en nuevo material. "Creo que lo haremos, de una forma u otra, puede que no con un tour, pero creo que vamos a hacer algo juntos. No sé cuando, pero no puedo ver ninguna razón por la que no hacerlo", ha señalado Gessle.

Según informaciones de 'Music News' recogidas por Europa Press, el artista subraya que que más un problema de su antigua compañera que de otra cosa. "Es simplemente un problema de que Marie se sienta cómoda con ello y lo que yo esté haciendo en ese momento, así que conservo mis dedos cruzados", concluye.