Eminem reconoce su adicción a las drogas y asegura estar limpio desde hace un año

  • Berlín, 11 may (EFE).- El rapero estadounidense Eminem ha confesado abiertamente su pasada adicción a las drogas, atribuye a éstas el lustro pasado sin editar un nuevo disco y asegura que está limpio desde hace más de un año, cuando decidió someterse a una drástica cura de desintoxicación.

Berlín, 11 may (EFE).- El rapero estadounidense Eminem ha confesado abiertamente su pasada adicción a las drogas, atribuye a éstas el lustro pasado sin editar un nuevo disco y asegura que está limpio desde hace más de un año, cuando decidió someterse a una drástica cura de desintoxicación.

Cuando está a punto de salir al mercado su nuevo disco "Relapse", Eminem reconoce que la larga pausa sin grabar se ha debido a que "sufría una fuerte dependencia de las drogas.Tragaba pastillas como Vicodin, Ambien y Valium. Tenía que recuperarme física y mentalmente para pensar en un retorno".

"Esta es mi primera visita a Europa libre de drogas. Hace algo más de un año que estoy limpio y me siento realmente bien", explica Eminem en una entrevista realizada en Bergisch Gladbach y que publica hoy el rotativo "Bild".

Añade que para abandonar las drogas ha necesitado "de un largo proceso. Cinco o seis años. Lo más importante que he aprendido es que uno mismo debe estar dispuesto a cambiar. Nadie puede tomar esa decisión por ti".

"Por supuesto que mi familia deseaba que dejara las drogas, pero mi problema era que no quería someterme de nuevo a una desintoxicación. Mi primera experiencia fue tan terrible que me resistía a repetirlo", comenta el cantante de 36 años.

Destaca que tuvo suerte al encontrar "un buen hospital con un buen médico donde me desintoxicaron. Entonces tomé la decisión de que (el mundo de la droga) se acabó para siempre".

"Parte de mi curación fue ser sincero conmigo mismo. También ante mi familia y mis amigos", confiesa en el rotativo, en el que subraya que "no creo que la gente se sorprendiera por el hecho de que fuera un drogadicto. Pero nadie sabía lo mal que estaba".

"Ya no quiero ocultar nada. Soy un adicto, lo he aceptado y superado", afirma el rapero, quien comenta que sintió que recuperaba su capacidad creativa "el pasado año en junio, cuando llevaba un par de meses limpio".

Agrega que "volví a encontrarme con mi viejo productor Dr. Dre y en seis meses con la cabeza clara conseguí hacer muchas más cosas que en los cinco o seis años de mi drogodependencia".