Fallece el cantante Antonio Vega

Fallece el cantante Antonio Vega

Fallece el cantante Antonio Vega

MADRID (Reuters) - La música española perdió el martes a uno de sus autores más sensibles y admirados, el cantante Antonio Vega, que falleció a los 51 años en Madrid de un cáncer tras haber compuesto algunas de las canciones más recordadas del pop español, como "La chica de ayer" o "Lucha de gigantes".

El músico, que nació en Madrid el 16 de diciembre de 1957, llevaba varias semanas ingresado en estado muy grave en un hospital de la capital de España. La suspensión de un concierto en abril mostró la gravedad del estado de salud del cantante, que quiso estar sobre el escenario casi hasta el final.

"Ha estado sufriendo muy poquito, ha estado muy sedado, la gente más allegada sabíamos que el final estaba muy cerca, no queríamos tampoco que la gente lo supiera porque ni él mismo lo sabía, se trataba de que mantuviera la ilusión por vivir y que sufriera lo mínimo en los últimos tiempos", dijo en Radio 3 su primo Nacho García Vega, su compañero en el grupo de pop de la década de 1980 Nacha Pop.

García Vega indicó que la muerte se produjo poco antes de las 10 de la mañana.

"Empezamos por divertirnos", afirmó y al preguntársele si aspiraban a convertirse en grandes estrellas de la música, respondió: "Quizá eso vino un poco más tarde, al principio solamente era estar juntos por ser felices juntos, por compartir experiencias casi siempre musicales, nos encantaba hablar de música, escuchar música".

Antonio Vega abandonó sus estudios de Arquitectura por la música en la época de la Transición, cuando se produjo la eclosión de la conocida como movida madrileña, y en 1978 formó Nacha Pop con su primo Nacho García Vega, Carlos Brooking y el batería Ñete.

Un año después lanzaron su primer disco homónimo en el que se incluía uno de los himnos de la música pop española de los últimos 30 años, "La chica de ayer", compuesta en la playa valenciana de La Malvarrosa.

Durante esa década de los 80, en la que también triunfaron grupos como Radio Futura, Mecano o El Último de la Fila, Nacha Pop sacó seis discos plagados de éxitos, como "Grité una noche", "Lucha de gigantes", "No se acaban las calles" o "Vístete" y fueron teloneros de bandas como Los Ramones o Siouxie & The Banshees.

PROBLEMAS

Los problemas de Antonio con las drogas y las diferencias en el seno de la banda llevaron a su separación en 1988 con dos conciertos en directo de los que salieron sendos discos.

A pesar de las dificultades, Antonio Vega emprendió una carrera en solitario con un tono más intimista pero con el mismo éxito, comenzando en 1991 con "No me iré mañana" y culminando en 2005 con "300 noches con Marga", un recuerdo a su compañera sentimental, fallecida un año antes.

"Desde muy joven Antonio hizo las cosas de una forma muy vehemente, muy volcado en ello, fuera lo que fuera, puede que parte de esa decisión, de forma de vida un poquito en el submundo de muchas cosas, fuera parte de su esencia", dijo su primo de él, ante el evidente deterioro físico del cantante en los últimos años.

Ya en 1993 recibió un homenaje de grupos como Gabinete Caligari, Alaska o Rosendo con el doble álbum "Ese chico triste y solitario", de un mundillo de la música que siempre le ha reconocido su aportación.

Tras un tiempo de silencio, Antonio Vega y Nacho García Vega decidieron volver al escenario en 2007 para retomar el proyecto de Nacha Pop, que plasmaron en una gira y un doble CD y DVD en el que recogieron sus directos de esta nueva etapa artística en común.

"Él no pediría nada, cerrar los ojos y escuchar su música", dijo García Vega sobre el recuerdo de la gente a su primo. "Que le recuerden como fue, como un tío grande".