La ministra de Cultura visita la capilla ardiente de Antonio Vega

  • Madrid, 13 may (EFE).- La ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, Lolita y Rosario Flores, Nacho Campillo, Soledad Giménez, Miguel Ríos, Ismael Serrano, Josemi Carmona, Carlos Jean o Nacho Cano son algunas de las personas que han pasado por el Palacio Longoria, sede de la SGAE, para rendir un homenaje a Antonio Vega.

Madrid, 13 may (EFE).- La ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, Lolita y Rosario Flores, Nacho Campillo, Soledad Giménez, Miguel Ríos, Ismael Serrano, Josemi Carmona, Carlos Jean o Nacho Cano son algunas de las personas que han pasado por el Palacio Longoria, sede de la SGAE, para rendir un homenaje a Antonio Vega.

Tras visitar la capilla ardiente, instalada en la sala Manuel de Falla, en donde se puede contemplar un enorme retrato del músico fallecido ayer a los 51 años, la ministra ha señalado que Antonio Vega ha sido "un personaje transformador de la cultura de un país y ha demostrado, junto con otros compositores como Carlos Berlanga, la utilidad de la música para la renovación de la juventud".

"Fue una persona seminal en muchos aspectos, jugándose la piel en el proceso. Queda su trabajo y otras formas de entender la realidad y de vernos a nosotros mismos", ha añadido la ministra.

Cientos de personas anónimas hacen cola para despedirse del músico madrileño, muchos de ellos con flores en las manos. Dentro, sólo la familia, y por deseo expreso de la misma, está en el lugar en el que se encuentra el féretro.

Los padres, muy afectados, reciben las condolencias de los visitantes. Entre ellos el presidente del Consejo de Dirección de la SGAE, Eduardo Bautista, productor del primer disco de Nacha Pop, quien ha destacado que Vega fue uno de "los músicos más importantes del pop hispano" y ha aprovechado para denunciar que "no se puede dejar cabalgar sin control el veneno del caballo", refiriéndose al problema con las drogas que padecía el músico.

Fueron el presidente de la SGAE, José Luis Borau, y el músico Nacho G. Vega, quienes recibían unos minutos antes de la una de la tarde los restos mortales de Antonio Vega en el Palacio Longoria.

Nacho G. Vega, primo del músico madrileño y fundador, junto a él, de Nacha Pop en 1978, daba las gracias a los medios por "expandir lo que Antonio Vega era y lo que supone haberle perdido". "Nos acordaremos toda la vida de este tío grande, que se ha salido con la suya", ha añadido.

En la sala Manuel de Falla el féretro cerrado con los restos del músico está rodeado por dos guitarras eléctricas y una acústica, y un piano, que está a disposición de todos aquellos que quieran rendir a través de la música un último homenaje al compositor de "La chica de ayer". "Sólo el sería capaz de tocarlo", ha comentado Nacho G.Vega.

Soledad Giménez ha declarado antes de entrar en la sala que "no sólo hay que estar tristes, sino reivindicar su figura y hacer que sus canciones brillen", mientras que Ismael Serrano comentaba que Antonio Vega, "deja una huella imborrable por su sensibilidad mágica".

Rosario explicaba a los medios que se ha ido el músico madrileño ha sido "un ángel lleno de arte y sensibilidad". "Como mi hermano Antonio, son personas más del cielo que de la tierra, dos antonios muy parecidos, ojalá desde el cielo nos envíen canciones bonitas y la cola sea muy larga, porque él no se creía lo importante que era".

La capilla ardiente, por la que también han pasado ya Paola Bosé, compañera del colegio, o Massiel, estará, en principio, abierta toda la noche y hasta que mañana por la mañana, sobre las diez y media, el féretro sea conducido al cementerio de La Almudena para proceder a su incineración.