Lila Downs refleja en el disco 'Ojo de Culebra' "una especie de sanación espiritual"

BARCELONA, 5 (EUROPA PRESS)

La cantante mexicana Lila Downs presentará el jueves en L'Auditori de Barcelona su último disco, 'Ojo de Culebra' (Manhattan Records) en el que mezcla sonidos de Los Balcanes, Nueva Orleans y Latinoamérica y componentes indígenas y afromestizos en un repertorio que cuenta con colaboraciones de Enrique Bunbury, Mercedes Sosa, LaMari de Chambao, y Rubén Albarrán, de Café Tacuba.

Downs explicó hoy en rueda de prensa que con su último trabajo pretende homenajear "a las curanderas, a las mujeres que tienen un conocimiento basto de la herbolaria precolombina", en el disco que a ella le ha supuesto "una especie de sanación espiritual". Para ello, la cantante se sirve de un amplio abanico de sonidos mestizos y "simbólicos" que, según dijo, "representan el bien y el mal".

Fruto de esa simbología es el título del disco. 'Ojo de Culebra' hace referencia a un ritual que se practica en las regiones de Oaxaca y Veracruz, en el que "se comunica con la serpiente" para proteger el ganado. Las referencias a elementos precolombinos son constantes, ya que uno de los propósitos de la artista es recuperar esa parte del legado cultural latinoamericano.

"En Latinoamérica estamos ya hartos de negar lo que somos. Hubo un momento en que negábamos nuestra raíz indígena y afromestiza, pero ahora parece que estamos sanando esa situación", dijo.

Downs confesó además que lleva esa herencia cultural a todos los ámbitos artísticos, incluido la danza, que está cada vez más presente en sus espectáculos, aunque como ella aclaró, "de una forma muy personal".

"Parto de un punto de vista más del instinto, de la representación de lo que hay por dentro, no de una técnica clásica dancística, ni nada de eso", confesó. El disco 'Ojo de Culebra', nace, según Downs, de la necesidad de "tirar demonios fuera", tras un periodo en el que estuvo muy enferma.

La cantante relató además algunos de los momentos más emotivos de la preparación del disco, como su colaboración con Sosa: "Fue un privilegio, porque ha estado muy delicada", y añadió: "Ella en cierta manera me volvió a la música", dijo la cantante, que estuvo una temporada inmersa en sus estudios de Antropología.

El disco cuenta con otras colaboraciones, como la de LaMari de Chamabo, a la que conoció cuando estaba enferma de cáncer, o Rubén Albarrán, el componente de Café Tacuba con el que interpreta 'Perro negro', una canción sobre el conflicto de Oaxaca, un tema "muy complejo", que según Downs es "fruto de un sentimiento de rabia y frustración con el sistema y con la política".

Downs, ganadora de un Grammy Latino en 2006, afronta con "mucho respeto" las palabras que la mítica Chavela Vargas dijo en su concierto de despedida en la ciudad de México la semana pasada: "Yo ya me voy porque los años pasan, pero viene en lugar mío una señora llamada Lila Downs". La joven cantante dijo que se admiran "mutuamente muchísimo" y que "la generala" sigue siendo "una fuerza".

La cantante adelantó además alguno de sus proyectos futuros, como la posibilidad de dirigir, por una "inquietud visual", y otros trabajos musicales con los que pretende recuperar las raíces culturales de Latinoamérica, ya sea con bandas típicas de los pueblos de México y Bolivia, o con el bolero y la música afroantillana.

La mexicana actuará el jueves en L'Auditori de Barcelona, en el marco de una gira que arranca en la ciudad condal y que la llevará durante el mes de mayo a Murcia, San Sebastián, Madrid, Segovia, A Coruña y Vigo.