Los secretos de la alfombra roja de los Emmy 2014

  • Vestidos tubo, Lena Dunham en un tutú rosa y detalles sobre una bebé en gestación -¡es una nena!- fueron los protagonistas de la alfombra roja.

  • Julia Roberts, encaramada en vertiginosos tacones, también causó sensación con un vestido de Elie Saab corto.

FILE PHOTO: Soap Opera 'All My Children' - A Look Back - Final Episode Airs September 23, 2011 After 43 Years

FILE PHOTO: Soap Opera 'All My Children' - A Look Back - Final Episode Airs September 23, 2011 After 43 Years

Vestidos tubo, Lena Dunham en un tutú rosa y detalles sobre una bebé en gestación -¡es una nena!- fueron los protagonistas de la alfombra roja de los premios Emmy, este lunes en Los Ángeles.

Pero Julia Roberts, encaramada en vertiginosos tacones, también causó sensación con un vestido de Elie Saab corto, de encaje y piedras negras bordadas que la catapultó directo a la lista de las estrellas más elegantes de la gala según el Huffington Post.

Fue menos aplaudida Hayden Panettiere ("Nashville"), que eligió un vertiginoso escote plateado para mostrar al público su abultada barriga de embarazada.

"Estoy feliz, ¡no veo la hora de verla!", dijo inocentemente a un periodista del canal de entretenimiento E!, revelando su sexo.

La tendencia de la noche parecían ser los vestidos tubo: Edie Falco ("Nurse Jackie") llevaba un modelo azul; Christina Hendricks ("Mad Men") y su abultado escote lucían un despampanante vestido rojo ajustado en la cadera; Michelle Dockery ("Downton Abbey") optó por una versión con pétalos multicolores y Anna Chlumsky ("Veep") vistió un sobrio tubo blanco.

También Taylor Schilling ("Orange Is The New Black") lucía discreta y a la vez despampanante con un vestido claro en pedrería, ligeramente en tubo de Zuhair Murad.

La siempre original Lena Dunham, que perdió el trofeo a mejor actriz de comedia a manos de Julia Louis-Dreyfus ("Veep"), causó sensación con su cabello platinado y un vestido de Giambattista Valli rosa y rojo, que caía en capas de tul como un tutú pero hasta el suelo.

En la alfombra roja que conducía hasta el teatro Nokia de Los Ángeles, donde tendría lugar la ceremonia de los Emmys, la familia de "Breaking Bad" casi se recompuso gracias a Anna Gunn, vestida de impecable vestido tubo azul y blanco y de la mano de su hijo en la televisión RJ Mitte.

Poco después, su "marido" Bryan Cranston ("Breaking Bad"), uno de los favoritos de la noche, llegó con un bigote estilo Errol Flynn y el cabello ligeramente engominado.

Los hombres también mostraron sus mejores galas, como Jesse Tyler Ferguson ("Modern Family") y Jim Parsons ("The Big Bang Theory") con clásicos esmoquins; Matt LeBlanc ("Episodes"), que optó por un traje chaqueta oscuro y corbata gris perla y Matthew MacConaughey ("True Detective"), tal vez el más original con esmoquin azul con las solapas, la camisa y la pajarita negras.

"Miren a mis cinco contrincantes", dijo MacConaughey a periodistas en la alfombra roja. "Son todos pesos pesados. Hay muchos que merecen ganar".

Cinco meses después de ganar un Óscar por "Dallas Buyers Club", MacConaughey se batirá con su colega de reparto Woody Harrelson ("True Detective"), Bryan Cranston ("Breaking Bad"), Jeff Daniels ("The Newsroom"), Jon Hamm ("Mad Men") y Kevin Spacey ("House of Cards").

Además de Lena Dunham, otra elección atrevida fue la de Teyonah Perris ("Mad Men"), quien vistió un palabra de honor con cuerpo rosado y rallas y una falda de dos volúmenes en amarillo fluorescente.

El primer drama de la alfombra

Con su falda de volantes, la cola del vestido de gasa y varias capas de rosa, ¿se convirtió Lena Dunham el lunes en la primera tragedia en materia de moda de los Emmy?

Lena Dunham "se viste como una campesina en lo que constituye la primera tragedia en cuestión de moda de los Emmys", afirma USA Today.

Pero "bueno, realmente no es aburrido", sostiene la crítica sobre la falda en su totalidad y la camisa, diseño de Giambattista Valli.

Cada detalle del aspecto de la creadora y actriz de "Girls" fue susceptible de comentario, por ejemplo su corte de pelo rubio a lo Juana de Arco -que no es una peluca, asegura la cadena E! Online- y sus últimos trucos de belleza, publicados en Twitter: "Comer huevos fritos y dejar que el pelo se marine en sus propios aceites naturales".

Algunos comparan su aspecto con un gran algodón de azúcar. Para Tom y Lorenzo, blogueros de moda, "parece que ella vive en una seta mágica".

"Lena Dunham, indescriptible", resumió el blog de televisión Recap Blog.

El beso de un capo de la droga

La actriz Julia Louis-Dreyfus se alzó este lunes con el Emmy Mejor actriz de comedia en Los Ángeles, pero el apasionado beso que le dio un capo de las drogas se robó el show.

La estrella de "Veep", en un despampanante vestido rojo que ya causaba sensación en las redes sociales, subía al escenario a recibir su trofeo cuando fue interceptada por la estrella de "Breaking Bad", Bryan Cranston.

El actor, que compite por su papel de profesor de química devenido en productor de metanfetamina, la abrazó y le barrió la boca con un apasionado beso que duró cinco segundos.

Cranston y Louis-Dreyfus eran compañeros de reparto en la comedia de los años 90 "Seinfeld", donde el entonces desconocido actor interpretó ocasionalmente al dentista Tim Whatley y compartió con Elaine algunos besos de ese calibre.

"Eh... sí... él estaba en 'Seinfeld'", tartamudeó la actriz, aparentemente ruborizada, cuando tomó el micrófono para agradecer su premio.

Gracias a su papel de vicepresidenta en "Veep", Louis-Dreyfus venció a Lena Dunham ("Girls"), Edie Falco ("Nurse Jackie"), Melissa McCarthy ("Mike & Molly"), Amy Poehler ("Parks & Recreation") y Taylor Schilling ("Orange Is The New Black").

"Quiero dar las gracias a todas las personas de esta serie, evidentemente a nuestros intrépidos escritores", declaró la actriz de 53 años.

Es el tercer Emmy consecutivo que gana Louis-Dreyfus por "Veep", pero el quinto de su carrera tras llevarse el trofeo en 1995 por "Seinfeld" y en 2006 por "The New Adventures of Christina".