Moscú acoge una reñida final del festival de Eurovisión con tres favoritos

  • Moscú, 16 may (EFE).- El pabellón Olimpíyski de Moscú acoge esta noche la gran final de la 54 edición del festival de Eurovisión, en la que representantes de 25 países darán lo mejor de sí sobre el escenario para llevarse la victoria y en la que hay tres claros favoritos.

Moscú acoge una reñida final del festival de Eurovisión con tres  favoritos

Moscú acoge una reñida final del festival de Eurovisión con tres favoritos

Moscú, 16 may (EFE).- El pabellón Olimpíyski de Moscú acoge esta noche la gran final de la 54 edición del festival de Eurovisión, en la que representantes de 25 países darán lo mejor de sí sobre el escenario para llevarse la victoria y en la que hay tres claros favoritos.

El representante de Lituania, Sasha Son, abrirá el turno de actuaciones y Soraya, la concursante española, será la última en pisar el escenario para defender su tema "La noche es para mí".

Los expertos en este festival auguran para esta noche una verdadera lucha por hacerse con el Micrófono de Cristal, máximo galardón de este concurso de la canción, que será entregado por la rusa Kseniya Sukhinova, Miss Mundo 2008 y rostro oficial de Eurovisión 2009.

Este año muchos países participantes decidieron apostar fuerte y enviaron a Moscú a sus máximas figuras musicales, algunas de las cuales repiten en Eurovisión.

La representante de Malta, la cantante Chiara, que actuará en el decimocuarto lugar, ya actuó en otras dos ocasiones en las que quedó en tercero y segundo lugar, en 1998 y 2005, respectivamente, aunque esta vez no figura entre los favoritos.

También vino a Moscú para ganar el representante griego Sakis Rouvas, que actuará en octavo lugar.

Según los expertos en el festival, el griego, que ya obtuvo el bronce en el festival de Eurovisión de 2004, podría subir esta noche otro peldaño hasta el segundo puesto.

El gran favorito según todas las encuestas es el representante de Noruega, el músico de origen bielorruso Alexander Rybak, de 23 años, con su tema folk "Fairytale" (Cuento de hadas).

Los telespectadores podrán ver esta noche si todos estos pronósticos se hacen realidad y si otra de las favoritas, la representante turca de origen belga Hadise, que actuará en decimoctavo lugar, logra la tercera plaza con su tema "Düm Tek Tek".

La final también será reñida entre los representantes de los cuatro países fundadores, España, Alemania, Francia y Reino Unido.

Francia, que actúa en tercer lugar, envió al festival a Patricia Kaas, una de las cantantes más prestigiosas y consagradas, con la que aspira a subirse a lo más alto del podio en un festival que no gana desde hace 32 años.

Jade Ewen, la representante del Reino Unido y que podría arruinar los pronósticos, interpretará un tema compuesto por el conocido compositor Andrew Lloyd Webber, autor de musicales como Jesucristo Superstar, Evita, Cats y El Fantasma de la Ópera y que acompañará a la cantante al piano.

Alemania dará su toque erótico y sensual con la participación de la "stripper" estadounidense Dita von Teese, quien apoyará con una coreografía al dúo alemán Alex Swings Oscar Sings!, que actuará en decimoséptimo lugar.

Soraya, la representante española, que cerrará las actuaciones, tratará de conquistar al público con un "tema ardiente", escribe la agencia oficial Itar-Tass.

También Rusia, como país anfitrión, está decidida a que la 54 edición de Eurovisión, la más cara de la historia de este festival, se convierta en un evento inolvidable.

Los organizadores prometieron ofrecer "un grandioso espectáculo, nunca antes visto" en Eurovisión.

Abrirán la noche los acróbatas de la compañía canadiense Cirque du Soleil, que planearan por el techo del pabellón, realizarán saltos impensables y escalarán enormes rocas artificiales.

Contarán con la colaboración del vencedor de la pasada edición del festival, el cantante ruso Dima Bilan, quien "entrará volando" al pabellón e interpretará la canción "Believe", con la que se hizo con la victoria.

Tras la actuación de los representantes de los 25 países participantes en la final, el pabellón quedará sumergido en el agua.

Unas construcciones especiales llenas de agua bajarán hasta donde se encuentra el público y en el interior de estas piscinas multicolor, varias chicas realizarán números acrobáticos.

El punto culminante de la final será la comunicación con la Estación Espacial Internacional, desde donde la tripulación permanente, integrada por el cosmonauta ruso Guennadi Padalka, su colega de la NASA Michael Barratt y el astronauta nipón Koichi Wakata anunciarán el inicio de la votación.

La final será retransmitida en directo por las televisiones de los 42 países participantes en Eurovisión, de los cuales 17 no lograron pasar a la final, así como por Australia, Nueva Zelanda, Austria y Kosovo.