Norman Foster, Premio Príncipe de Asturias de las Artes 2009


El arquitecto británico Norman Foster es el flamante Príncipe de Asturias de las Artes 2009.  Al galardón optaban 26 candidaturas procedentes de 11 países. Foster superó en la votación final del jurado, celebrada este mediodía en Oviedo, a la actriz inglesa Vanessa Redgrave,  el escultor estadounidense Richard Serra y los españoles Cristóbal Halffter, Carlos Saura y Joan Manuel Serrat. El fallo destaca su obra de “alcance universal”, con la que ha sabido anticipar “con brillantez la única polis posible en el siglo XXI, al servicio del desarrollo sostenible y de la libertad personal y social”, además de conjugar “la calidad estética, la reflexión intelectual y el diálogo entre territorio y ciudadanía, a través de un original dominio del espacio, la luz y la materia”.

Nacido en Manchester en 1935, Foster es uno de los arquitectos más influyentes y prestigiosos del mundo. Es considerado el máximo exponente de la arquitectura de alta tecnología, que compatibiliza el diseño con la integración en el medio ambiente y con la comodidad para el usuario.

Entre sus trabajos más destacados figuran la cúpula de cristal del edificio restaurado del Parlamento alemán, los aeropuertos de Hong Kong y Beijing, la sede del Commerzbank de Fráncfor, el francés puente de Millau y el inglés puente del Milenio, además de  planteamientos urbanos generales como Berlín, Cannes o el nuevo Londres .

También, la Torre Century de Japón, el Centro de Arte Contemporáneo de Nimes, la terminal del aeropuerto de Milán, las oficinas de Televisa en México, el Estadio de Atletismo de Fráncfort, el Museo del Aire de Duxford, la estación central de tren de Dresde, la biblioteca de Filosofía de la Universidad Libre de Berlín y la estación ferroviaria de Florencia.

En España ha firmado la Torre de Collserola en Barcelona, el metro de Bilbao, el Palacio de Congresos de Valencia, uno de los cuatro rascacielos construidos en los antiguos terrenos de la Ciudad Deportiva del Real Madrid y tiene en proyecto la remodelación del Camp Nou y la estación de esquí de Cerler.

El Premio Príncipe de Asturias de las Artes 2009 se suma en su haber al Premio Europeo de Arquitectura Mies van der Rohe (1990), el importante premio Pritzker (1999) y el Auguste Perret de la Unión Internacional de Arquitectos (2002), entre otros. Foster, casado con la psicóloga española Elena Ochoa, además posee el título de “Sir” y es Barón de Thames Bank.

El galardón que concede cada año la Fundación Príncipe de Asturias está dotado con 50.000 euros, un diploma y una insignia acreditativos y una escultura creada expresamente por Joan Miró. La entrega se celebrará en octubre, también en Oviedo, encabezada por el Príncipe Felipe.

El jurado de este año ha estado presidido por José Lladó y Fernández-Urrutia, e integrado también por Mercedes Álvarez, Juan Cruz, Fernando Delgado, Lourdes Fernández, Jorge Fernández Bustillo, José Fernández-Velasco, Carlos Fitz-James Stuart Martínez de Irujo, José Luis Garci, Guillermo García-Alcalde, Jordi García Candau, Rosina Gómez-Baeza, Juan Carlos Laviana, Kely Méndez Riestra, Miguel Muñiz, Beatriz Pecker, Benigno Pendás García, Mariano Puig, Amelia Valcárcel y José Antonio Caicoya. La candidatura de Foster había sido presentada por Alfonso Vegara, presidente de la Fundación Metrópoli.

El británico es el cuarto arquitecto que obtiene el galardón de las Artes después del brasileño Óscar Niemeyer (1989) y los españoles Francisco Javier Sáenz de Oiza (1993) y Santiago Calatrava (1999).

El resto de los Premios Príncipe de Asturias 2009 se fallarán en las próximas semanas, a excepción del de Deportes y Concordia, que se conocerá en septiembre.