Noruega recibe como un héroe a Alexander Rybak, ganador de Eurovisión

  • Copenhague, 18 may (EFE).- El noruego de origen bielorruso Alexander Rybak, que conquistó hace dos días el festival de Eurovisión, ha sido recibido como un héroe en su país, que ha agotado los adjetivos para saludar al ganador con más puntos en la historia del concurso.

Noruega recibe como un héroe a Alexander Rybak, ganador de Eurovisión

Noruega recibe como un héroe a Alexander Rybak, ganador de Eurovisión

Copenhague, 18 may (EFE).- El noruego de origen bielorruso Alexander Rybak, que conquistó hace dos días el festival de Eurovisión, ha sido recibido como un héroe en su país, que ha agotado los adjetivos para saludar al ganador con más puntos en la historia del concurso.

La prensa noruega destaca hoy el "caos" y el fervor popular con que Alexander fue recibido anoche en el aeropuerto de Gardemoen, a las afueras de Oslo, por más de 5.000 personas, que estuvieron horas esperándole y que rompieron el cordón de seguridad para acercarse a su ídolo, abrazarlo o pedirle un autógrafo.

Mientras sonaban los acordes de "Fairytale", la canción ganadora, los seguidores de Rybak, muchos con los colores azul y rojo nacionales pintados en la cara, ondeaba banderas noruegas, aprovechando la coincidencia de fechas con el día nacional.

Una pancarta, incluso, comparaba al cantante, de 23 años, con el mítico rey griego Alejandro Magno y celebraba que éste hubiera "despertado" después de 2.350 años.

En medio del recibimiento caótico Irene Mikkelsen, una cantante noruega de origen ruso que se presentó vestida con el traje tradicional de Rusia, intentó interpretar sin éxito una canción popular de ese país, aunque al menos logró entregar a Rybak una bebida de bienvenida.

"Dios mío, ¿qué he hecho? Es increíble, esperaba que vendrían 20 o 30 personas. Es fantástico", dijo a su llegada Rybak, que llevaba una banderita noruega en la mano.

"Fairytale" sonó ayer durante los desfiles populares por la fiesta noruega en Oslo y otras localidades del país.

Y el campanario del Ayuntamiento de Oslo dio anoche las 23.00 al son del estribillo de esta canción, algo que seguirá haciendo a horas determinadas durante varios días.

A Rybak le espera hoy una recepción festiva en Nesodden, su ciudad de residencia, a unos 20 minutos en barco de Oslo.

El ganador de Eurovisión 2009 ha recibido llamadas y mensajes personales de muchos famosos noruegos, e incluso el ministro de Cultura, Trond Giske, y el primer ministro, Jens Stoltenberg, han destacado el "fantástico éxito" de Rybak y de Noruega.