Pearl Jam revive el estallido del "grunge" con la reedición de "Ten"

  • Madrid, 21 mar (EFE).- La banda norteamericana Pearl Jam revive estos días el estallido del "grunge" con la reedición de su primer álbum, "Ten", que contribuyó de manera decisiva al despegue del género musical surgido en Seattle, su ciudad natal, a comienzos de los noventa.

Pearl Jam revive el estallido del "grunge" con la reedición de "Ten"

Pearl Jam revive el estallido del "grunge" con la reedición de "Ten"

Madrid, 21 mar (EFE).- La banda norteamericana Pearl Jam revive estos días el estallido del "grunge" con la reedición de su primer álbum, "Ten", que contribuyó de manera decisiva al despegue del género musical surgido en Seattle, su ciudad natal, a comienzos de los noventa.

La reedición del álbum, que fue publicado originalmente en 1991, sale a la venta el próximo martes en diversos formatos y pone en marcha un plan de relanzamiento de la discografía de Pearl Jam que concluirá en 2011, coincidiendo con el veinte aniversario de la banda.

El primero de los ocho discos editados hasta la fecha por Pearl Jam coincidió en el tiempo con otra de las grandes referencias del "grunge", el álbum "Nevermind" de Nirvana, una banda surgida también del hervidero de Seattle, del que salieron también Alice in Chains y Soundgarden.

El éxito de "Ten" y "Nevermind" difundió por todo el mundo la última de las grandes explosiones del rock. Sin embargo, Seattle parecía una ciudad demasiado pequeña para Nirvana y Pearl Jam.

Las crónicas de aquellos años cuentan las críticas de Kurt Cobain a Pearl Jam, de los que pone en duda la actitud alternativa que pregonaba el "grunge" en sus comienzos.

Lo cierto es que, a diferencia de "Nevermind", segundo álbum de Nirvana, "Ten" tuvo que esperar algunos meses antes de triunfar en las listas con su ruidosa energía.

En realidad, el éxito del álbum de debut de Pearl Jam no llegó hasta finales de 1992, cuando alcanzó los primeros puestos impulsado por los tres singles del disco: "Alive", "Even flow" y "Jeremy".

Al final, "Ten" logró doce discos de platino y encontró un hueco en las clasificaciones de los mejores álbumes de rock de la historia publicadas en los últimos quince años.

Las potentes guitarras de Mike McCready y Stone Gossard se asociaron con la voz profunda de Eddie Vedder para entonar "el grito de guerra de una época intensamente novedosa y emocionante en la historia del rock", según escribió el crítico norteamericano Matthew Oshinsky.

Vedder abordó asuntos como el asesinato, el suicidio y las enfermedades mentales en las letras de las once canciones de breves títulos que formaron el álbum, producido por Rick Parashar.

"Ten" debe su nombre al dorsal que lucía en su camiseta Mookie Blaylock, un jugador de la NBA cuyo nombre llegó a utilizar el grupo en alguna de sus primeras apariciones antes de denominarse Pearl Jam.

Dieciocho años después de aquel debut, Pearl Jam ha conseguido mantenerse como referencia del rock tras sobrevivir a una época que fue dejando cadáveres entre sus más destacados protagonistas: Kurt Cobain fue hallado muerto en su casa en 1994; Layne Staley, cantante de Alice in Chains, falleció en 2002 a causa de las drogas.

Durante este tiempo, el grupo de Seattle superó sus peleas internas, grabó con uno de sus ídolos, Neil Young, "Mirror ball" (1995) y mantuvo una combativa actitud frente a la política impulsada por el Gobierno de George Bush tras el 11-S, hasta llegar a su disco homónimo de 2006, que cierra la serie hasta la fecha.

La discográfica Sony se dispone a publicar una edición de lujo de "Ten" que incluye el disco original remasterizado acompañado de un CD con seis temas extras, entre los que figuran algunos que fueron grabados en la primera sesión de Eddie Vedder con el grupo, y un libreto de cuarenta páginas.

Todo un deleite para coleccionistas y seguidores del grupo, aunque alejado de la austeridad que acompañó al "grunge" en sus comienzos.