Radiohead salda con brillantez la deuda con Brasil tras quince años de espera

  • Río de Janeiro, 20 mar (EFE).- La banda inglesa Radiohead, cabeza de cartel del festival "Just a Fest" celebrado hoy en esta ciudad, saldó con brillantez la primera visita de su carrera a Brasil y envolvió con su particular atmósfera, mezcla de tensión y emoción, a miles de personas que esperaron más de 15 años su llegada.

Radiohead salda con brillantez la deuda con Brasil tras quince años de espera

Radiohead salda con brillantez la deuda con Brasil tras quince años de espera

Río de Janeiro, 20 mar (EFE).- La banda inglesa Radiohead, cabeza de cartel del festival "Just a Fest" celebrado hoy en esta ciudad, saldó con brillantez la primera visita de su carrera a Brasil y envolvió con su particular atmósfera, mezcla de tensión y emoción, a miles de personas que esperaron más de 15 años su llegada.

El grupo liderado por Thom Yorke puso el broche de oro a una jornada de música ecléctica que contó también con la banda de electrónica alemana Kraftwerk y una de las formaciones de mayor éxito de los últimos años en Brasil, Los Hermanos, que se volvieron a reunir con motivo de este festival tras dos años sin tocar juntos.

Pese a no ser una banda de masas, aunque si de culto, Radiohead logró congregar a cerca de 25.000 personas en la Plaza de la Apoteósis del Sambódromo de Río, escenario que hace apenas un mes era testigo del delirio de los desfiles de las principales escuelas de samba del Carnaval.

"15 Steps" fue el tema con el que los chicos de Oxford abrieron un concierto en el que repasaron la mayoría de las canciones de su último álbum, "In Rainbows", que pasará a la historia por haber dejado a los propios fanáticos la decisión de cuánto querían pagar por bajarlo a través de la Internet.

"All I need", "Bodysnatchers", o "Nude" dieron paso a uno de los momentos de mayor intensidad del espectáculo, a cargo de la onírica "Videotape".

Emoción que llegó a su punto máximo cuando la banda retrocedió al pasado para interpretar los temas con los que alcanzaron el éxito mundial en la década de los noventa, apoyados esta vez por una impresionante puesta en escena, a mitad de camino entre lo espectacular y lo hipnótico.

"Karma Police", "Pyramid song", "Idioteque" o "Paranoid Android", ya en los bises, sonaron envueltas en su característico sonido guitarrero, sobre el que la voz de Yorke logró elevarse en muchos momentos, hasta lograr la comunión con el público en "No surprises", otro de los temas emblemáticos de la banda.

En su primera cita brasileña, sin embargo, Radiohead tuvo que compartir protagonismo con Los hermanos, uno de los mayores exponentes de la música carioca de los últimos años que en abril de 2007 puso un punto y aparte a su carrera y que volvió a reunirse únicamente con motivo de este festival.

Los Hermanos tocaban en casa y, aunque con el recinto todavía por llenar, no decepcionaron a los seguidores que esperaban con anhelo la reunión para volver a escuchar en vivo su rock de raíces brasileñas en temas como "O vencedor", "Morena" o "Sentimental", quién sabe si por última vez.

La nota extravagante de la noche la pusieron los alemanes Kraftwerk, auténticos dinosaurios de la música electrónica que a punto están de cumplir cuarenta años en activo y de los que solo queda uno de sus integrantes originales.

Protegidos tras sus computadores y apoyados en las proyecciones digitales a sus espaldas, los alemanes convirtieron durante poco más de una hora la plaza en una pista de baile improvisada, en la que no faltaron las indispensables "Tour de France", "Manmachine" o "The Robots".

Tras Río de Janeiro, el festival "Just a Fest" tendrá una segunda y última parada en Sao Paulo, antes de que Radiohead continúe con su minigira por Latinoamérica que ya les ha llevado a tocar en México y con la que se presentarán la semana próxima en Argentina y Chile.