Rafael Amargo, Rosa y Las Ketchup dejan en El Aaiún su impronta española

  • El Aaiún (Sahara Occidental), 12 abr (EFE).- El bailarín y coreógrafo Rafael Amargo, la cantante Rosa López y el grupo "Las Ketchup" se despiden hoy de la capital del Sahara Occidental tras haber actuado en El Aaiún.

Rafael Amargo, Rosa y Las Ketchup dejan en El Aaiún su impronta española

Rafael Amargo, Rosa y Las Ketchup dejan en El Aaiún su impronta española

El Aaiún (Sahara Occidental), 12 abr (EFE).- El bailarín y coreógrafo Rafael Amargo, la cantante Rosa López y el grupo "Las Ketchup" se despiden hoy de la capital del Sahara Occidental tras haber actuado en El Aaiún.

En un escenario rodeado de jaimas montadas para la ocasión, los tres artistas se sucedieron anoche en sus actuaciones, mientras el público, congregado para reunir fondos en favor de los niños huérfanos y en situación precaria de la ciudad, disfrutaba de la velada solidaria.

"Las Ketchup" fueron las primeras en llenar de acento andaluz la noche saharaui, con motivo de la II edición del Festival Internacional de la Infancia de El Aaiún, iniciado el pasado jueves y que se clausura hoy.

Y entre las cuatro canciones escogidas por las cordobesas no faltó la pegadiza "Aserejé", de las pocas de la noche en levantar a la gente de sus mesas y en formar ante el escenario una variada y multicultural audiencia.

De rojo intenso salió poco después Rosa, que agradeció a la población el cariño recibido desde su llegada y llevó a la ciudad canciones de su último trabajo, "Promesas", donde versiona éxitos internacionales de los ochenta.

Y de blanco y posteriormente rojo salió también al escenario Rafael Amargo, que luchó por seguir atrayendo la atención de los presentes con dos piezas de su montaje "Tiempo Muerto", calificado en su día de una vuelta al flamenco puro.

La colaboración española se hizo partícipe además a la hora de la subasta benéfica realizada en mitad de la noche, con una camiseta con el número siete del futbolista Raúl firmada por todos los integrantes del Real Madrid, por la que se pagaron 23.000 dirham (unos 2.060 euros).

El festival, que cuenta con el patrocinio del monarca Mohamed VI, está organizado por la Liga Marroquí para la Protección de la Infancia, el Ministerio de Cultura, el Consejo Consultivo de Derechos Humanos y el gobierno regional, bajo el lema "Invertir en la infancia es invertir en el futuro".

Durante sus cuatro días de duración, a los que se les pone hoy el broche final con una cena de gala y actuaciones de grupos saudíes y mauritanos, han tenido lugar mesas redondas, talleres y conferencias, en torno al mundo de la infancia y a la necesidad de actuar para protegerlo.