Seun Kuti recoge el testigo de su padre en su primer disco, "Many Things"

  • Madrid, 20 may (EFE).- Doce años después de su muerte, Fela Kuti, ídolo africano, creador del afrobeat y luchador incansable por los derechos del continente negro, tiene la sucesión asegurada en su hijo Seun, que hoy comienza en Madrid la gira de presentación de "Many things", un disco con el que viajará a Sevilla -día 22- y a Pontevedra -23-.

Seun Kuti recoge el testigo de su padre en su primer disco, "Many Things"

Seun Kuti recoge el testigo de su padre en su primer disco, "Many Things"

Madrid, 20 may (EFE).- Doce años después de su muerte, Fela Kuti, ídolo africano, creador del afrobeat y luchador incansable por los derechos del continente negro, tiene la sucesión asegurada en su hijo Seun, que hoy comienza en Madrid la gira de presentación de "Many things", un disco con el que viajará a Sevilla -día 22- y a Pontevedra -23-.

Las siete canciones de "Many things" descubren a un Seun Kuti que ha heredado la festividad, la energía y la fuerza de su progenitor. Todo ello al frente de "Egypt 80", la mítica formación que, durante más de 25 años, triunfó por escenarios de medio mundo con Fela ejerciendo de líder.

"Este disco me transmite la sensación de hacer algo importante, ya que el afrobeat se creó para estimular la emancipación del continente africano", asegura a Efe el artista nigeriano.

Aun respetando la herencia de su padre, Kuti ha sabido crear un estilo propio aportando ciertos toques de modernidad: "Quería componer un afrobeat para la gente de mi generación", explica el cantante y saxofonista, que confiere al hip-hop y el funk un peso específico en sus composiciones.

Las ideas que Kuti plasma en "Many things" reflejan "la realidad que experimentamos los africanos cada día". "Cuando vives en África -añade- sólo necesitas mirar por la ventana para encontrar inspiración".

"Think Afrika", composición que abre el disco, arranca con la poderosa voz del cantante acompañada de trompetas, tambores y teclados electrónicos, mientras los coros femeninos ejercen de suavizante a la aspereza general.

La revolucionaria "Don't give that shit to me" es un aviso que el artista lanza a los que quieren "traer su mierda a África", al tiempo que "Fire dance" destaca por su carga erótica y sexual, plasmada en la voz gutural de Kuti enfrentada a una fémina que le da réplica.

"Many things", tema que da nombre al disco, comienza con un discurso del general Olusegun Obasanjo, que gobernó Nigeria durante 30 años, y que sirve a Kuti para denunciar la corrupción política y de los medios informativos.

Por otro lado, el tema "Mosquito song" clama contra la ineptitud de la clase dirigente africana, incapaz de contener la malaria que ha hecho estragos en el continente, mientras que el expolio de los recursos naturales africanos protagoniza la incendiaria "Na oil".

El cantante considera que el futuro para África "no está a la vuelta de la esquina", pero interpela a sus habitantes para que "lo agarren con las dos manos" en el momento en que se ponga a su alcance. "Los africanos tenemos que involucrarnos mucho más en el desarrollo de nuestra tierra", sentencia.

Tras definir el afrobeat como "un movimiento cultural perseguido por la clase política", a la que "no le interesa que se hable de los problemas de África", Kuti proclama: "Es el momento de sustituir el 'Levántate y lucha' por 'Levántate y piensa'. Ya hemos peleado mucho, ahora nos falta el pensamiento racional".

La sombra de su famoso progenitor no parece incomodar al joven artista de 26 años: "El recuerdo de mi padre puede ser positivo o negativo". "Todo depende -evalúa- de quién lo diga y del corazón con que lo diga".