Antonio López es optimista sobre su proyecto artístico para El Pilar

  • Zaragoza, 17 feb (EFE).- El pintor Antonio López se ha mostrado hoy muy optimista respecto a la posibilidad de que su proyecto pictórico y escultórico para la Basílica del Pilar sea una realidad en el plazo de dos años, aunque ha reconocido que quedan trámites por hacer y varios puntos por definir.

Antonio López es optimista sobre su proyecto artístico para El Pilar

Antonio López es optimista sobre su proyecto artístico para El Pilar

El pintor Antonio López dice que el retrato es un género "muy específico" y difícil

El pintor Antonio López dice que el retrato es un género "muy específico" y difícil

Zaragoza, 17 feb (EFE).- El pintor Antonio López se ha mostrado hoy muy optimista respecto a la posibilidad de que su proyecto pictórico y escultórico para la Basílica del Pilar sea una realidad en el plazo de dos años, aunque ha reconocido que quedan trámites por hacer y varios puntos por definir.

Antonio López se ha reunido hoy con el Cabildo Metropolitano de Zaragoza, que gestiona de forma autónoma el templo, para explicar a sus miembros lo que pretende hacer y, según ha explicado a los medios de comunicación, el encuentro ha ido "muy bien" y el proyecto "ha gustado mucho".

"Han quedado puntos para definir", pero "les parece posible y les parece que puede tener sentido", ha dicho el artista, muy optimista, al tiempo que ha explicado que el siguiente trámite es aportar una documentación al cabildo "para que ellos la aporten a Patrimonio y a los que tienen que decir que sí" al proyecto.

En dicha documentación, se incluirá el argumento del proyecto y unas imágenes, aunque López ha insistido en que no será "la obra definitiva", sino "una aproximación" o un boceto.

No obstante, ha reconocido que a él no le gustan los bocetos, ya que atan "a un compromiso y tenemos que trabajar en libertad", pero "si hay que hacerlo se hace", ha sentenciado.

Antonio López, nacido en Tomelloso (Ciudad Real) en 1936, es el pintor español vivo más cotizado, y ha recibido, entre otros muchos reconocimientos, el Premio Velázquez de Artes Plásticas 2006 o el Príncipe de Asturias de las Artes 1985.

Su proyecto para El Pilar se basa en la combinación de pintura y escultura; una bóveda pintada con un rostro de la virgen, a la que dirigirían sus miradas desde el suelo un grupo escultórico que representaría a los fieles y al pueblo.

Una obra que no tiene título todavía, ya que una vez esté encauzada será "fácil" encontrar unas palabras que la definan, pero sí tema: la virgen y la divinidad femenina, "algo que tiene que ver con lo oculto, con la letanía", y desarrollado "de una manera libre, con buenas intenciones" pero, sobre todo, con respeto por el Pilar, por la pintura y la escultura, ha apuntado López.

A su juicio, el arte "tiene que situarse en el espacio de su tiempo", y por ello ha considerado que él, con su grupo de Madrid, puede "aportar algo que puede combinar con lo que ya hay en el Pilar, armonizar con él y comunicarse con el devoto y con el visitante de la basílica actual".

Ha dicho que nunca ha trabajado "algo de esa magnitud" y no ha descartado un traslado a Zaragoza "si es necesario".

El pintor estaba acompañado por María Luisa Safont, gerente de la Fundación Arte y Gastronomía, impulsora de este proyecto artístico para El Pilar, quien ha afirmado que "las impresiones son muy buenas" respecto a la respuesta del Cabildo, ya que "la idea les ha gustado mucho".

"Es una inspiración que la lleva trabajando cinco años o más, es algo muy distinto a lo que se ha visto hasta ahora en pintura religiosa y sin duda va a marcar un hito en lo que es pintura religiosa contemporánea", ha agregado sobre el proyecto de López.

Ha reconocido que la Basílica pertenece a Patrimonio Nacional, por lo que quedan por hacer "temas domésticos para que el plato se pueda servir sobre la mesa".

Respecto a la financiación, Safont ha recordado que ya se planteó la posibilidad de una suscripción popular y ha dicho que "por esta parte no creo que vaya a haber problema", porque "el mundo pilarista es muy grande", y va mucho más allá de Zaragoza o Aragón.

A su juicio, tendría un coste de dos millones de euros, y "tampoco es tanto", porque "tener una obra de Antonio López, que puedas ir a visitar libremente, ya merece la pena".

La próxima reunión entre los promotores de este proyecto y el Cabildo se celebrará en breve, ya que la intención es agilizarlo "lo más posible", más aún cuando en estos momentos Antonio López "está fuerte y muy ilusionado".