CANARIAS.-El pintor tinerfeño Pedro González confiesa en La Laguna que aún le causa "emoción" entrar todos los días en su estudio

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 19 (EUROPA PRESS) El pintor tinerfeño Pedro González confesó hoy, en la presentación de la exposición que lleva su nombre y que se inaugurará mañana en la sala del Cabrera Pinto en La Laguna, que aún le emociona entrar todos los días en su estudio, reconociendo que no tiene una fórmula de pintar, "sino que reacciono a la pintura con lo que le da el lienzo". "Entrar todos los días en mi estudio aún me causa una emoción, si no no entraría", expresó González que estuvo acompañado en la presentación por la consejera de Cultura del Gobierno de Canarias, Milagros Luis Brito, y el alcalde de la ciudad, Fernando Clavijo. La exposición abierta "como siempre --en mi obra-- a la esperanza" incluye retratos del pintor pero también hay guiños a la naturaleza y a su abstracción del color y las manchas. González que inaugurará mañana a partir de las 20.30 horas reconoció que aún le queda toda la pintura del siglo XX. "Me queda toda la pintura del siglo XX, pintura que es una ventana abierta por donde todos ven; todas son incalificables maestros. Una ve cosas y entonces las plasmas", dijo en una permanente sonrisa el ex alcalde socialista de la ciudad que le vio nacer. En este sentido, Pedro González reconoció que La Lagunas es un pueblo al que cree ha de enseñar su obra "para que renieguen o no de ella". "Pero es mi trabajo y considero importante amarrarme a mi pueblo", defendió recordando además que en las aulas del Instituto Cabrera Pinto en donde se presenta esta exposición también pasó una parte importante de sus estudios. El creador de la 'cosmogonía' insistió en que en sus dos últimas exposiciones --'La muerte' y 'La patera'-- confluyen también la esperanza, "a pesar de que el tema no lo parezca". "Yo soy un hombre de esperanza, incluso con la muerte había una esperanza, como la hay en la patera de quienes vienen buscando y esperan encontrar algo mejor". Pedro González reconoció que "su historial clínico" no le permite tener discursos largos, "porque me falta la palabra", pero sigue pintando en busca de los colores y la forma de todo el siglo XX según confesó. Quizás eso le ha permitido llegar a un punto en el que no tiene "una fórmula de pintar", sino que reacciona "a diario ante lo que le da el lienzo". "Acepto la pintura que es mía, y las otras las dejo", subrayó. Los interesados podrán disfrutar desde mañana y hasta el 20 de mayo de los trabajos más recientes del pintor que reconoció fuera de la presentación que la nueva escuela de pintura en Canarias no trabaja tanto en la línea de lo conceptual, como lo hacen otras en Valencia, sino más en lo artístico, "es necesario saber pintar y dibujar para que no caiga lo conceptual".