Cerca de 9.000 personas visitan la muestra de video 'Retratos de Robert Wilson' en sus primeros días en Valladolid

El autor envia un dibujo de agradecimiento a Valladolid por la acogida de la muestra

VALLADOLID, 7 (EUROPA PRESS)

Un total de 8.657 personas visitó en los primeros cuatro dias en Valladolid la exposición 'Voom Portraits. Robert Wilson', una muestra de Video Retratos creados por Robert Wilson e inaugurada el pasado jueves día 2 de abril en las Salas Municipales de Exposiciones del Museo de Pasión, de las Francesas y de San Benito de Valladolid, según informaron a Europa Press fuentes de la Fundación Municipal de Cultura.

Esta exposición se presenta en Valladolid por primera vez en España y que consta de una selección de Video Retratos creados por este maestros del siglo XXI, pionero en el mundo del arte que ha cambiado la forma de ver el teatro, el arte y el diseño.

Un gran número de personas se ha desplazado de diferentes ciudades españolas para ver esta muestra en Valladolid. Robert Wilson ha enviado un dibujo de agradecimiento a la ciudad de Valladolid por la gran acogida de la muestra.

Estas obras de Robert Wilson -un total 24 retratos y 44 pantallas- son cuadros vivos de artistas, músicos, actores y otras personalidades, presentados en pantallas planas de alta definición. Los sujetos posan casi sin moverse y limitan sus gestos a un par de movimientos muy lentos. Estos nuevos retratos también incluyen una serie de animales: perro, pantera negra, búhos de la nieve,.. todos captados casi sin moverse. Los retratos demuestran la genialidad de Wilson con el color y la luz y manifiestan su interés en el teatro, el diseño, la música, el cine y el arte.

Robert Wilson, que asistirá a la clausura de la muestra en una estancia que comenzará el 29 de mayo, manifestó en un escrito remitido que "mostrar estos retratos en edificios como el Museo de Pasión, Las Francesas y San Benito siempre ofrece experiencias y relaciones únicas entre los retratos y los espectadores".

Esta serie de video retratos arranca desde una perspectiva minimalista pero en un ambiente más propio del teatro con el elemento adicional de la luminosidad icónica de Wilson y valores elevados de producción.

A los retratos se les añade elementos que se encuentran en la historia del arte, diseño, baile, teatro, fotografía, televisión, cine y la cultura popular contemporánea. Lo que destaca especialmente en estos retratos es como Wilson sitúa al sujeto en una narrativa de construcción elaborada o apropiada. Desde lo histórico a lo referencial de lo serio al abstracto, estos retratos siempre son biografías poéticas de sus sujetos.

Además Wilson, incorpora un elemento de sorpresa en cada obra con el uso del movimiento. Durante el rodaje, Wilson les manda a sus sujetos "no pensar en nada", y limita sus movimientos a un par de gestos - tales como un parpadeo o un pequeño movimiento del pie - que se hacen de forma muy controlada, y con esto, la experiencia de mirarlos cambia totalmente.

Los productos finales han sido editados rigurosamente y el efecto es un contraste fascinante entre la naturaleza muerta y la vida real.