Desnudos de Modigliani llenan la retrospectiva de la Bundeskunsthalle de Bonn

  • Berlín, 17 abr (EFE).- Los desnudos de Amadeo Modigliani, uno de los grandes artistas del siglo XX, llenan la Bundeskunsthalle de Bonn, en la mayor retrospectiva exhibida en Alemania de ese pintor en los últimos 17 años y que quedó abierta hoy al público.

Berlín, 17 abr (EFE).- Los desnudos de Amadeo Modigliani, uno de los grandes artistas del siglo XX, llenan la Bundeskunsthalle de Bonn, en la mayor retrospectiva exhibida en Alemania de ese pintor en los últimos 17 años y que quedó abierta hoy al público.

Más de 40 pinturas, 70 dibujos y hasta algunas esculturas se han reunido en el museo de Bonn para mostrar las tendencias que cultivó entre 1909 y 1919 el polifacético maestro italiano, cuya vida estuvo ligada al escándalo y al desenfreno.

La retrospectiva recoge piezas procedentes de todo el mundo de este pintor, cuya obra quedó diseminada por colecciones privadas y museos de todo el mundo.

La exposición, que podrá visitarse hasta el próximo 30 de agosto en Bonn, es una de las más importantes de Europa, junto con la que acogió en febrero pasado el Museo Thyssen-Bornemisza, de Madrid, que llevaba como título "Modigliani y su tiempo".

Nacido en Livorno (Italia) en 1884, Amadeo Modigliani fue pintor, dibujante y escultor.

Pese a que murió a los 35 años, dejó un vasto legado de obras, que abarca más de 400 pinturas, alrededor de 1.000 dibujos, y cerca de 25 esculturas.

Fue un gran amante de los desnudos y los retratos de un estilo inconfundible, caracterizados por el empleo de rostros lánguidos y melancólicos hasta el extremo.

Aunque comenzó temprano a estudiar en Italia el arte renacentista, pronto se mudó a París, donde compró un taller en Montmartre, para profundizar en el trabajo de los impresionistas.

Mujeriego empedernido, Modigliani mantuvo una relación tormentosa con la escritora británica Beatrice Hastings, aunque no encontró a su amor verdadero hasta 1917, cuando conoció a la joven estudiante de 19 años Jeanne Hébuterne, con la que tuvo una hija un año después.

En enero de 1920, el artista murió víctima de la tuberculosis, y apenas dos días después, Jeanne, embarazada del que sería su segundo hijo, se suicidó.