El Museu Picasso de Barcelona apuesta por investigar y adquirir para ser el motor picassiano internacional en 2012

BARCELONA, 24 (EUROPA PRESS) El Museu Picasso de Barcelona emprende una línea de fomento de la investigación sobre el artista y de adquisición de obra para convertirse en el "motor picassiano" internacional en 2012, cuando además el nuevo edificio, construido por el arquitecto Jordi Garcés, ya estará en pleno rendimiento. El director del Museu Picasso, Pepe Serra, indicó hoy en rueda de prensa que se trata de "repensar a Picasso" por caminos poco explorados, como la investigación técnica --"está casi todo por hacer y tendremos muchas sorpresas. Caerán muchos mitos", avanzó-- y la docencia universitaria sobre el artista, del que actualmente ya están haciendo un posgrado junto a la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB). También se creará el archivo Sabartés/Pilar Solano para recoger y conservar todos los fondos personales que tienen interés para la historia y el museo, como la cuantiosa correspondencia personal y las 622 fotografías del artista. En el centro de documentación el primer proyecto será crear un fondo oral, que se está confeccionando con las declaraciones de personalidades que tienen mucho que explicar sobre Picasso, Barcelona y la génesis del museo. La adquisición del fondo Sabartés/Pilar Solano costó 446.331,60 euros y se hizo en octubre del año pasado a la Galería Miquel Alzueta. Es parte del archivo personal que el escultor y secretario personal de Picasso tuvo, poseyó y complementó luego Solano y dóno al museo el propio Sabartés antes de su muerte en 1968. NUEVAS ADQUISICIONES Tras el "crecimiento horizontal" que tuvo el museo en 2007 y 2008 con la apuesta por una web de calidad y una nueva presentación discursiva de la colección, el caballo de batalla ahora del centro es la adquisición de piezas. Las más recientes son los dibujos 'Bohèmia madrilenya' (1901) y 'Miquel Utrillo i Santiago Rusiñol fumant en pipa' (1903), la portadilla 'Variació de Las Meninas', dedicada Louis Broder y hecha para el libro de Sabartés 'Picasso: Les Ménines et la vie', y las ilustraciones para los libros 'La Célestine', de Fernando de Rojas, y 'Chef d'oeuvre inconnu', de Balzac. Estas adquisiciones recientes --contando el archivo Sabartés-- suman un millón de euros, política de apoyo que el consistorio proseguirá pese a la crisis, indicó el alcalde de Barcelona, Jordi Hereu. "La ambición es hacer crecer con adquisiciones" el museo, algo que "en cierto momento estuvo estancado". Hereu añadió que se está viviendo "un gran momento en cultura", y, en concreto, el consistorio barcelonés está haciendo una apuesta "importante" por ella, ya que este año aumentaron un 11 por ciento los presupuestos culturales municipales. Para dar entrada a la nueva creación artística, Serra avanzó que entre enero y marzo del año que viene y junto al Museu d'Art Contemporani de Barcelona (Macba), acogerá una propuesta del artista canadiense Rodney Graham (1949). Esta será la primera muestra de objetos de pequeño y medio formato y de artistas vivos que acogerá el Museu Picasso. OBRAS ADJUDICADAS EN ABRIL Las obras para el nuevo edificio se adjudicarán a finales de abril y durarán 22 meses, por lo que está previsto que se inaugure a principios de 2011. "Compartiremos el equipamiento con las entidades del barrio por franjas horarias", se comprometió Serra. El edificio, que tendrá 1.600 metros cuadrados, costará 5,2 millones de euros. En el primer piso se ubicará la biblioteca, el archivo y el centro de documentación, y en la planta baja habrá espacios para realizar actividades educativas y científicas sobre Picasso. La nueva fachada dará a la plaza Jaume Sabartés y a los números 24, 26 y 28 de la calle Flassaders y comunicará con las actuales dependencias del museo mediante el patio interior.