El paisaje holandés en A Coruña, de la mano de la Escuela de la Haya

  • A Coruña, 23 abr (EFE).- Un gran paisaje holandés bajo un cielo amenazando tormenta, obra del pintor Roefels abre la exposición "Escuela de la Haya, que hoy inaugura en A Coruña por el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, y el presidente de Caixanova, Julio Fernández Gayoso.

El paisaje holandés en A Coruña, de la mano de la Escuela de la Haya

El paisaje holandés en A Coruña, de la mano de la Escuela de la Haya

Etiquetas

A Coruña, 23 abr (EFE).- Un gran paisaje holandés bajo un cielo amenazando tormenta, obra del pintor Roefels abre la exposición "Escuela de la Haya, que hoy inaugura en A Coruña por el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, y el presidente de Caixanova, Julio Fernández Gayoso.

En la visita por esta muestra, instalada en Palexco, los visitantes podrán observar la utilización magistral de los colores por genios de la pintura como Mauve, primer maestro de Van Gogh; Gabriels, referente indiscutible de Mondrian; Jozef Isräels, el Millet francés; Roelofs o Jacob Maris.

Los cuadros, un total de 74 procedentes del Rijkmuseum de Holanda, forman una exposición singular, no sólo por "su belleza y valor artístico", destacó la comisaria, Renske Suijver, sino porque "es la primera y única ocasión por mucho tiempo en la que se podrán ver juntas tantas pinturas de esta época."

Pero, la excepcionalidad pivota también en las 16 acuarelas que "raramente" se exhiben fuera de las salas del Rijmuseum por su alta sensibilidad a la luz, añadió Suijver.

Con óleos de 1865 a 1880, la última etapa de la escuela de la Haya donde la importancia del paisaje se va desvaneciendo mientras gana fuerza la composición del cuadro en sí misma, el recorrido a través de los 58 cuadros permitirá vislumbrar los distintos paisajes del país.

Por primera vez, los pintores de esa época abandonan las grandes historias para dar valor a la naturaleza, al cielo y a la tierra por sí mismos, en la que poco a poco van apareciendo protagonistas, siempre campesinos, pescadores, niños o algún cazador.

Esta imagen perseguía otro objetivo, transmitir una vida idílica en el campo frente a la fuerte industrialización que estaban viviendo en esa época otras ciudades holandesas como Rotterdam.

Las tonalidades marrones y grises les sirvieron a estos maestros para plasmar esa vida en los campos, playas y lugares tranquilos de su Holanda natal.

Mares bravos, cielos grises y claros, personajes cotidianos y, sobre todo, el sentimiento que produce la naturaleza de los alrededores de la Haya, reflejado a través de campos y ríos, presididos por grandes molinos de viento, uno de los símbolos del país, serán los elementos recurrentes que podrá ver el visitante.

Durante su presentación, Guillermo Brea, director de la obra social de Caixanova, calificó esta exposición como "la más importante en la prolongada actividad cultural de Caixanova" y se mostró convencido de que el número de visitas superará las 60.000 que tuvo en Vigo.

Creada especialmente para la Obra Socia de Caixanova, que trabajó durante más de un año en colaboración con el Museo Nacional holandés, esta exposición permanecerá en A Coruña hasta el 21 de junio.

A partir de esa fecha, los cuadros volverán a casa, aunque por el momento en una estancia provisional, ya que el Rijmuseum permanecerá en obras hasta el 2012, por lo que puede que antes de esa fecha algunas de las piezas, pero por separado, vayan a alguna pinacoteca en Estados Unidos o Japón.