Huevos gigantes de Pascua resucitan el arte "naif" en Croacia

  • Hlebine (Croacia), 4 abr (EFE).- Pintores "naif" croatas de Podravina han pintado con su característico estilo "ingenuo" 16 huevos gigantescos de Pascua que decorarán varias ciudades croatas y europeas, entre ellas Barcelona y Bilbao.

Huevos gigantes de Pascua resucitan el arte "naif" en Croacia

Huevos gigantes de Pascua resucitan el arte "naif" en Croacia

Hlebine (Croacia), 4 abr (EFE).- Pintores "naif" croatas de Podravina han pintado con su característico estilo "ingenuo" 16 huevos gigantescos de Pascua que decorarán varias ciudades croatas y europeas, entre ellas Barcelona y Bilbao.

Estos huevos de más de dos metros de altura llevan a Nueva York, Budapest, Bratislava y otras ciudades las imágenes de flores, colinas, pájaros, animales domésticos, iglesias y casas típicas de la región de Podravina, todos ellos creados por campesinos-artistas locales.

Como en todos los países católicos, la Pascua es en Croacia una de las fiestas más importantes que desde la antigüedad se celebran con ocasión de diversas tradiciones religiosas.

Uno de estos grandes huevos será expuesto en abril en Barcelona en el Salón Internacional del Turismo de Catalunya (SITC) y en mayo en Expovacaciones de Bilbao.

"Estos huevos son una especie de felicitación de Pascua, pero su objetivo es a la vez promover la pintura "naif" y el turismo de la región de Podravina y de toda Croacia", dijo a Efe Zdravko Mihevc, director de la Comunidad Turística de la provincia norteña.

Mihevc fue quien lanzó la idea y asegura que el año que viene "habrá más" huevos gigantescos pintados con este estilo.

La iniciativa fue acogida con entusiasmo por los artistas, y entre alrededor de un centenar que siguen activos en las famosas "aldeas artísticas" de Hlebine y Molve.

"Tenemos muchos pintores jóvenes que hacen el arte 'naif' muy bien", dijo a EFE el pintor Tomislav Grabar en un taller de Hbline, y consideró que este tipo de pintura se va ha desarrollar mucho de nuevo, aunque "quizás, no como antes".

Sus pintores consideran que los gigantes huevos de Pascua son una buena manera para resucitar el interés por su arte, bastante olvidado en los últimos tiempos.

Los artistas-campesinos más conocidos eran Ivan y Josip Generalic, Franjo Mraz, Mirko Virius, Ivan Vecenaj e Ivan Lackovic.

La "Escuela de Hlebine" nació en torno a 1930 y en las décadas siguientes se desarrolló, abarcando hoy a más de 200 artistas, en el más importante fenómeno artístico de la región y en cierta forma de toda Croacia, en aquel entonces parte de la ex Yugoslavia.

Ivan Generalic (1914-1992) expuso en París, Bruselas, Baden-Baden (Alemania), Basilea (Suiza), Bratislava, Pekín, Shangai (China), Tokio, San Petersburgo (Rusia), Madrid, y Sao Paolo (Brasil).

Turistas de todo el mundo acudían a Hlebine, a unos 100 kilómetros al norte de Zagreb, y a otras aldeas cercanas, para comprar cuadros de esos pintores-campesinos que a veces producían sus obras maestras en un establo.

"Yo soy ahora el más viejo. Pinto a lo "naif" desde 1965. Es un amor especial", comentó a Efe, en la aldea de Molve, Martin Kopricanec, mientras con su pincel adornaba el plumaje de un pájaro azul en uno de los huevos gigantescos.

El taller colectivo en que pintaba estaba improvisado en un garaje de los bomberos locales.

Estos artistas son autodidactas que, en un estilo sencillo y espontáneo, pero vivaz e imaginativo, casi infantil, pintan motivos sobre todo relacionados con la naturaleza, la vida campesina y sus tradiciones.

En Croacia se acostumbra desde la antigüedad a pintar huevos de Pascua y regalar los más bonitos a familiares y amigos.

Las más bellas técnicas de pintura de huevos, entre ellas el batik y la raspadura, con motivos florales típicos, provienen de la región de Podravina, una artesanía que fue incluida en el "Patrimonio cultural no material protegido" de Croacia.