La muestra 'Visión de España' incorporará nuevas obras de Sorolla antes de visitar Madrid y regresar a Valencia

VALENCIA, 12 (EUROPA PRESS) El presidente de Bancaja, José Luis Olivas, anunció hoy que la muestra 'Sorolla. Visión de España', que incluye los catorce lienzos que la Hispanic Society de Nueva York encargó a Joaquín Sorolla, "se verá enriquecida en su última etapa con otros cuadros" del pintor valenciano cedidos por esta institución, otras entidades y particulares, antes de visitar Madrid y regresar a Valencia. Olivas se pronunció en estos términos hoy en Valencia durante la rueda de prensa de presentación de resultados de la caja de 2008, acto en el que resaltó que esta exposición "continúa cosechando éxitos y batiendo récords de asistencia allá donde se exhibe, convirtiéndose en la más visitada de España en la historia". El máximo responsable de la caja valenciana señaló que, tras el reciente acuerdo adoptado con la Hispanic Society, la muestra finalizará su itinerancia en el Centro Cultural Bancaja de Valencia "en los primeros días del año 2010" y "se verá enriquecida en su última etapa con otros cuadros de Sorolla". Los lienzos que se incorporarán al conjunto inicial serán "también cedidos por la Hispanic Society, así como por instituciones y particulares", y "podrán ser vistos por primera vez en Madrid y luego en Valencia a lo largo de este año", apuntó Olivas. El conjunto 'Visión de España' de Joaquín Sorolla está compuesto por 14 murales de gran tamaño que fueron encargadas al pintor por el multimillonario Milton Huntington para decorar una de las salas de la Hispanic Society de Nueva York, institución fundada a principios del siglo XX para dar a conocer la cultura española en los Estados Unidos. Estas obras, que abandonaron su ubicación original por primera vez gracias al patrocinio de Bancaja, permanecieron expuestas en el Centro Cultural Bancaja de Valencia desde la inauguración por los Príncipes de Asturias en noviembre de 2007 con motivo de la inauguración del renovado Centro Centro Cultural Bancaja hasta el pasado 31 de marzo. Posteriormente, se inició el traslado de las obras a Sevilla, ciudad a la que los cuadros viajaron sin ser desmontados de sus bastidores en cajas específicas que garantizan la máxima seguridad de los mismos, para ser expuestos desde abril en el Museo de Bellas Artes de la capital andaluza para después itinerar por Málaga, Bilbao, Barcelona, Madrid y regresar nuevamente a Valencia antes de volver a Nueva York. Durante el año 1912, el pintor se dedicó a recorrer la geografía española, captando imágenes de tipos para construir después la gran decoración de la biblioteca de la Hispanic Society. En 1913 cambió de opinión y, aunque no dejó de usar algunos de los cuadros de tipos, empezó a pintar los paneles directamente del natural; ese año hizo el monumental La fiesta del pan. Castilla. Durante el año siguiente realizó cinco paneles, Los nazarenos. Sevilla (marzo-abril), La jota. Aragón (verano), El concejo del Roncal. Navarra (verano), Los bolos. Guipuzcoa (septiembre) y El encierro. Andalucía (noviembre-diciembre). En 1915 pintó cuatro más, El baile. Sevilla, desde enero hasta marzo, Los toreros. Sevilla, desde marzo hasta mayo, La romería. Galicia, durante el verano y El pescado. Cataluña en el otoño. El año 1916 sólo pintó Las grupas. Valencia, en el que empleó desde enero hasta marzo; también el año siguiente, 1917, solamente un panel, El mercado. Extremadura. Entre noviembre de 1918 y enero de 1919 hizo El palmeral. Elche y, finalmente, ese mismo año 1919 pintó el último de los paneles durante los meses de mayo y junio, La pesca del atún. Ayamonte. En total, una obra colosal que ocupó los últimos años de su vida activa; él mismo la consideró la obra de su vida, llamándola exactamente con ese nombre en distintos escritos que se conservan. Esta muestra constituye no sólo de la obra más importante de Sorolla, sino también de uno de los más importantes conjuntos pictóricos de todo el siglo XX.