La Sala de Exposiciones CAM de Alicante abre la muestra 'La voz oculta del paisaje' de Elena Aguilera

ALICANTE, 03 (EUROPA PRESS)

La Sala de Exposiciones CAM de Alicante situada en la avenida Ramón y Cajal acoge desde hoy hasta el próximo 17 de mayo la muestra de Elena Aguilera 'La voz oculta del paisaje' con una selección de 61 obras de la pintora alicantina, según informaron hoy en un comunicado fuentes de la entidad financiera.

Elena Aguilera, nacida en Alicante en 1962, se inició en la pintura en los años ochenta y trabaja su obra desde la perspectiva de que el lenguaje de la pintura se enriquece en sí mismo, y se nutre de todas las motivaciones externas, imágenes y lenguajes gráficos que conforma la expresión pictórica de todos los tiempos.

La pintora lleva a los lienzos su propia reflexión, síntesis, expresión y estudio de la forma y el espacio, remitiéndose siempre al problema de la pintura, según explicaron las mismas fuentes.

Elena Aguilera comenzó su formación en la Escuela de Artes y Oficios de Madrid, de la mano de Benjamín Mustieles y Julio López Hernández, que la iniciaron en el campo del arte mediante el trabajo de dibujo y la escultura.

Posteriormente se matriculó en la facultad de Bellas Artes de San Fernando, y una vez en Alicante, encontró la posibilidad de trabajar la talla en piedra, bajo la mirada del escultor Pepe Gutiérrez, pero su investigación plástica se centrará en la pintura.

Su etapa expositiva se ha desarrollado en Alicante, Madrid, Valencia, Murcia, con más presencia y con reiteradas exposiciones en galerías privadas, en estas ciudades, que en Alicante.

En una primera etapa, la figuración expresiva formó parte de su obra, investigando sobre las tendencias pictóricas de los años ochenta, donde la figuración se desarrollaba con un lenguaje expresivo.

"Una mirada abstracta en la que su visión parte de esta mirada interior hacia el paisaje, que se concreta en grandes superficies, en la utilización de grandes formatos, en el uso de materiales y en la definición lineal", detallaron las mismas fuentes.

Aguilera continuó su investigación en el empleo de una pintura sensible, donde la influencia de Goya, Velázquez y Tàpies, en esta artista íntima y singular, tiene una gran presencia, reencontrándose constantemente con los principales elementos que han definido su visión y su percepción emocional del entorno, y que ha condicionado su conocimiento y su sentimiento de la expresión pictórica.