Nace la primera red catalana de geografía picassiana

Nace la primera red catalana de geografía picassiana

Nace la primera red catalana de geografía picassiana

BARCELONA, 16 (EUROPA PRESS)

El Museu Picasso de Barcelona, los ayuntamientos de Gósol (Lleida) y Horta de Sant Joan (Tarragona) y la Fundació Palau de Caldes d'Estrac (Barcelona) han dado luz verde a la creación de la primera red catalana de museos picassianos que nace con la voluntad de reforzar el legado que el pintor dejó en su paso por Cataluña.

El convenio, firmado hoy, reforzará el papel de los centros Picasso con los que cuentan los dos municipios y ayudará a difundir la importancia de la figura de Palau i Fabre en el conocimiento de la obra del pintor. El convenio dará lugar a una exposición itinerante de 20 fotografías que Picasso hizo en Horta y que forman parte de la colección del Museo Picasso de París, así como 30 retratos de los amigos catalanes del pintor, cedidas por el Museo Picasso de Barcelona.

Picasso visitó Gósol en la primavera-verano de 1906 y quedó impactado por la "naturaleza auténtica" del pueblo, algo que pudo influir en el cambio estético de su obra en ese periodo. El concejal de Cultura del Ayuntamiento de Gósol y uno de los firmantes del convenio, Enric Castella, ha destacado además la influencia de "la arquitectura cubista del pueblo" en la obra del pintor.

Castella ha subrayado además el "dinamismo" que la firma del convenio aportará al pueblo, de 230 habitantes, ya que permitirá reforzar el papel del centro-museo Picasso, que hasta ahora sólo contaba con una sala de exposiciones de litografías de la obra creada en Gósol. En la misma línea se expresó el presidente del centro Picasso de Horta, Elías Gastón, que ha manifestado su "ilusión" por el nuevo "empujón" que supone el acuerdo.

Picasso visitó Horta de Sant Joan en dos ocasiones, la primera en 1898, cuando buscaba un estilo más definido y personal, y la segunda en 1909, en plena etapa cubista. Por otra parte, la Fundació Palau de Caldes d'Estrac también se ha sumado al acuerdo, con el objetivo, según dijo su director, Josep Sampera, de trabajar para el "reconocimiento de la figura de Palau i Fabre como gran estudioso picassiano".

Sampera confía en que el convenio sea un plan de actuación ya no "esporádico", sino más "completo" en torno al legado que la colección privada de Palau i Fabre y sus investigaciones aportan al conocimiento sobre Picasso.